La historia vuelve a repetirse: Rivlin busca formar gobierno

0
90

La historia vuelve a repetirse, pero con el agravante que ya comienza a fastidiar y a causar hastío. De nuevo, Reuvén Rivlin, presidente del Estado de Israel iniciará consultas con los partidos que obtuvieron representación en los comicios generales del pasado día 23 y aspira que el candidato que obtenga la mayor cantidad de apoyos conforme Gobierno. La historia volverá a iniciarse el lunes 5 de abril.

Mario Beroes-Apolinar Martínez/Israel Internacional.- 

Las últimas elecciones, realizadas el pasado 23 de marzo, no arrojaron una mayoría suficiente de 61 escaños (del total de 120 que integran la Kneset, parlamento de Israel), el mínimo para la formación de una coalición.

El bloque de partidos favorable a un Gobierno encabezado por el actual primer ministro, Benjamín Netanyahu, obtuvo 52 escaños, y el bloque anti-Netanyahu se quedó en 57. La formación derechista Yamina obtuvo 7, y la islamista Raam 4, ninguna de las cuales ha concretado aún a quién apoyarán, y podrían ser claves para decantar la balanza.

Ante este escenario que reafirma el largo bloqueo político de Israel, el Comité Electoral entregará este miércoles 31 los resultados finales a Rivlin, paso previo para iniciar la ronda de contactos con los partidos el próximo lunes. Esta fecha coincidirá con el inicio de la fase probatoria del juicio por corrupción contra Netanyahu, en la que se espera que el primer ministro deba presentarse.

Como hizo estos últimos años, las reuniones de Rivlin con las distintas formaciones se retransmitirán en directo «con el fin de que el proceso sea transparente para todos los ciudadanos».

En las consultas, los partidos notificarán a Rivlin el candidato que recomiendan para recibir la tarea de crear Gobierno. El que más apoyos obtenga recibirá el mandato presidencial. Se estima que el anuncio de Rivlin no sea más tarde del miércoles 7 de abril.

El designado tendrá 28 días y 14 adicionales para crear el Ejecutivo. Si no lo consigue, el proceso se podría repetir con otro candidato, relata la agencia EFE.

Se prevé que Netanyahu tenga el respaldo de al menos 52 diputados que integran su bloque de partidos derechistas y ultraortodoxos. Para conseguir más apoyos, se espera que busque ganarse el apoyo de Yamina -un antiguo socio- o de los islamistas árabes de Raam.

Si obtiene el respaldo del primero, con 7 escaños, se quedaría con 59 asientos y solo necesitaría dos más, por lo que también podría intentar tantear posibles tránsfugas de otras formaciones.

Por otro lado, según medios, un miembro del Likud -el partido de Netanyahu- se reunió este fin de semana con el líder de Raam, Mansour Abás, para explorar posibles vías de colaboración.

Este último ha señalado su disposición a colaborar con cualquier Gobierno que atienda las demandas de la población árabe, pero se prevé difícil su inclusión en un ejecutivo derechista que integraría a una fuerza radical anti-árabe como el Partido Sionista Religioso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here