Knéset informa el lunes el nuevo gobierno israelí

0
48

El presidente de la Knéset, Yariv Levin, anunció que el lunes informará formalmente a la cámara legislativa que el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, logró conformar una coalición de gobierno.

Redacción Israel Internacional/Enlace Judío México.-

“Después del anuncio del presidente de la Knéset al pleno, y de acuerdo con el plazo establecido en la Ley Básica: El Gobierno, el presidente fijará una fecha para el debate y la votación sobre el establecimiento del gobierno”, dijo Levin en un declaración, de acuerdo con The Times of Israel.

La ley establece que la votación debe realizarse dentro de los 7 días posteriores al anuncio, dejando el lunes 14 de junio como la fecha más probable para la votación.

El anuncio se produce cuando los miembros de la incipiente coalición de Lapid trabajaron para mantener a todos sus miembros a la raya en medio de los esfuerzos hechos por el primer ministro Benjamín Netanyahu y sus aliados para torpedear la variopinta y frágil coalición.

Con solo una mayoría exacta de 61 de los 120 escaños de la Knéset, un cambio de opinión de cualquier legislador en la nueva coalición podría echar abajo las aspiraciones de la alianza.

También se produce después de un esfuerzo fallido el jueves para reemplazar a Levin en el cargo de presidente de la Knéset un intento por acelerar el proceso de confirmación del gobierno.

El jueves por la mañana, los partidos del bloque de cambio presentaron 61 firmas, exigiendo una votación para un nuevo presidente de la Knéset a principios de la próxima semana.

La medida tenía la intención de evitar que Levin retrasara el voto de confianza para el nuevo gobierno y garantizar que ocurriera la próxima semana, en lugar de dentro de 2 semanas.

Sin embargo, Nir Orbach, de Yamina, uno de los partidos de la coalición de Lapid y Bennett, retiró su apoyo.

La Lista Conjunta de mayoría árabe y que no ha respaldado a la nueva coalición, se movió para apuntalar el esfuerzo agregando sus propios 6 votos a la oferta.

Pero los líderes del bloque Yamina y Yesh Atid se distanciaron rápidamente del respaldo de la Lista Conjunta, diciendo que no habían buscado eso.

Aunque el partido islamista Ra’am es parte de la nueva coalición, la Lista Conjunta es vista como menos aceptable para muchos miembros de derecha del bloque de cambio.

Yamina luego dijo que solo votaría para reemplazar al presidente de la Knéset una vez que el gobierno fuera aprobado.

Como presidente de la KnésetLevin puede retrasar legalmente una votación sobre el nuevo gobierno durante una semana o más, dando al partido Likud de Netanyahu más tiempo para tratar de buscar la deserción de legisladores de derecha en la coalición.

El jefe de YaminaNaftali Bennett, quien se desempeñará como primer ministro primero en el nuevo virtual gobierno, recibió este viernes a miembros de su partido en su casa de Ra’anana en medio de los esfuerzos por consolidar el apoyo de todos los legisladores de la agrupación política.

También este viernes, Bennett y Lapid convocaron una reunión el domingo por la noche en la que los jefes de las 8 facciones del emergente “gobierno de cambio” se reunirán por primera vez.

La coalición Lapid-Bennett cuenta con 61 legisladores en la KnésetYesh Atid (17 escaños), Kajol Lavan (8), Yisrael Beitenu (7), Avodá (7), Yamina (6 de sus 7), Tikvá Jadashá (6), Meretz (6) y Ra’am (4).

Esta semana se presentaron protestas frente a las casas de Ayelet Shaked, la segunda al mando de Yamina, y Orbach, un movimiento presuntamente fraguado por Netanyahu para alejarlos de la coalición.

Cientos de personas participaron en manifestaciones frente a sus hogares el jueves por la noche, un día después de que Lapid declarara oficialmente que podía formar un gobierno.

Si se forma, el gobierno de Lapid y Bennett pondrá fin a la racha de Netanyahu de 12 años consecutivos en el cargo y relegaría a su partido Likud y facciones aliadas a la oposición.

El viernes, contramanifestantes también se presentaron para apoyar a la nueva coalición, que primero será liderada por Bennett y luego, a partir de agosto de 2023, por Lapid, y algunos sostuvieron una pancarta que decía: “Sí a un cambio de gobierno”.

El Likud de Netanyahu también se reunirá el domingo. Netanyahu ha instado a todos los legisladores de derecha de la coalición Lapid-Bennett a abandonarla y, en cambio, respaldarlo.

“Por supuesto que estamos luchando hasta el último momento”, dijo este viernes el ministro del Likud y cercano leal a NetanyahuTzaji Hanegbi.

“No se trata solo de Netanyahu. Somos un campo político con un gran apoyo público… Si el gobierno jura el cargo, por supuesto, actuaremos, en oposición, de acuerdo con todas las reglas bien conocidas. [Seremos] una oposición combativa. Pero hasta entonces, si existe la posibilidad de evitar el establecimiento de un gobierno basado en votos que le fueron robados a la derecha, por supuesto, actuaremos para tratar de evitarlo”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here