Funcionarios de defensa israelíes advirtieron sobre ataques terroristas en Kabul

0
73

Apenas unos días antes del ataque mortal en Kabul, altos funcionarios de defensa israelíes advirtieron que la liberación de miles de combatientes de ISIS de las cárceles en Afganistán por parte de los talibanes era una preocupación para Israel y la región, reportó The Jerusalem Post.

Redacción Israel Internacional/Enlace Judío.-

El jueves, cerca de 200 personas, entre ellas 13 soldados estadounidenses, murieron en un ataque suicida en el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul, que la rama local de ISIS se atribuyó.

Los videos compartidos en las redes sociales de la escena mostraron decenas de cuerpos en el canal de aguas residuales fuera del aeropuerto.

Fue el evento con víctimas estadounidenses más mortífero en el país desde 2011, cuando un helicóptero Chinook que transportaba a las fuerzas de seguridad de la OTAN y afganas fue alcanzado por una granada propulsada por cohete disparada por un combatiente talibán. 38  personas murieron en el ataque, incluidas 22 soldados de EE. UU.

El ataque del jueves se produjo después de las advertencias de los funcionarios de defensa sobre una mayor amenaza terrorista del grupo, especialmente cerca del aeropuerto.

Un alto funcionario de defensa israelí le dijo a The Jerusalem Post que los combatientes que habían sido liberados podrían dirigirse al Medio Oriente, incluida la inquieta península del Sinaí en Egipto, y llevar a cabo ataques.

ISIS Jorasán, como se conoce a la rama local del grupo terrorista, ha estado activo en Afganistán desde que fue fundado por el ciudadano pakistaní Hafiz Saeed Khan, un comandante veterano de Tehrik-e Taliban Pakistan en 2014 y fue aceptado oficialmente por el núcleo del grupo terrorista en 2015.

En el apogeo del poder de ISIS, que se expandió por todo el mundo, incluso en Libia y EgiptoISIS Jorasán fue una de las franquicias más exitosas con al menos 2,000 combatientes que han llevado a cabo numerosos ataques a lo largo de los años, incluido un ataque de mayo de 2020 contra un hospital de maternidad en Kabul que mató a 24 personas, incluidos recién nacidos.

ISIS Jorasán y los talibanes son enemigos jurados y han estado luchando entre sí durante años y podría ser que llevara a cabo el ataque al aeropuerto de Kabul en un intento de humillar a los talibanes tras la reconquista del país.

Pero, advirtió el alto funcionario, además de los miles de combatientes del ISIS Jorasán recién liberados, la avalancha de armas avanzadas que caen en manos de los talibanes también es una preocupación para Israel, ya que pueden terminar en manos de grupos terroristas a en las fronteras del país.

La cantidad de armamento estadounidense avanzado, como Humvees blindados, aviones, drones y otras armas abandonadas por las fuerzas afganas derrotadas, equipadas por EE. UU., aún no está clara, y aunque es posible que algunos nunca se utilicen, como aviones o helicópteros debido a falta de tripulaciones capacitadas: se pueden vender a otros países o grupos.

Esa lista de clientes potenciales está lejos de ser corta y los talibanes también tienen la capacidad de pasarlos de contrabando a otros territorios.

La red Haqqani es uno de los actores más poderosos y temidos del país y sería fundamental en el contrabando de armamento estadounidense si los talibanes decidieran vender las toneladas de armas que obtuvieron durante su reconquista de Afganistán.

Formada por Jalaluddin Haqqani en la década de 1980, la red es conocida por su crueldad y ha estado canalizando armas y dinero durante casi 40 años. Con los talibanes invadiendo el país, reportes indicaron que Khalil al-Rahman Haqqani tenía la tarea de supervisar la seguridad en la capital.

“Acaban de tomar posesión de un arsenal nacional de última generación” y “todo va a encontrar su camino aquí”, dijo el exembajador israelí en EE. UU. Michael Oren a The Jerusalem Post.

“Las armas pueden ir a Jordania y desestabilizar aún más el reino o el Sinaí… repercutirá en toda la región”, dijo, y agregó que “puede tener un impacto inmediato”.

Según Oren, aunque es posible que los talibanes no tengan muchas personas que puedan volar helicópteros, “también se pueden vender”. Y los exsoldados del Ejército afgano “también pueden cambiar sus vidas por instrucción”, dijo.

Hamás ha utilizado el caos de las guerras civiles antes, contrabandeando armas, incluidos misiles antiaéreos y antitanques desde Libia durante su guerra civil en 2011 a la Franja de Gaza.

Según un reporte británico de febrero, Hamás “desvió armas destinadas a los campos de batalla libios a través de Egipto y utilizó intermediarios y militantes de Hamás en Turquía y Catar para eludir” el bloqueo de Israel. El informe nombró a Marwan al-Ashqar como el operativo de Hamás que dirigía el grupo de contrabando.

“Tomó exactamente una semana para que los misiles disparados desde el hombro llegaran a Gaza desde Libia“, dijo Oren.

Aunque Hamás tiene su propia industria militar, lo que le da al grupo la capacidad de fabricar miles de misiles y otras armas localmente, el grupo se ha regodeado con su capacidad de contrabandear armas en la Franja para usarlas contra Israel.

Y como Afganistán limita con Irán, los sistemas de armas también pueden llegar fácilmente a Siria y ser utilizados contra Israel por las milicias chiitas respaldadas por Irán o incluso por Hezbolá.

Al igual que los funcionarios advirtieron sobre un ataque terrorista en Kabul, los funcionarios israelíes esperan que la advertencia de un arsenal tan masivo que provoque una feria regional de armas para otros grupos terroristas no caiga en oídos sordos.

“Sabemos lo que tienen y no tienen ningún botón de autodestrucción”, dijo Oren, y agregó que no “sabe cómo puede adelantarse” al contrabando.

Y esa es exactamente la razón por la que el tema del contrabando de armas y los combatientes del ISIS “debe ser de atención para todos, por todos los países que se enfrentan al ISISAl Qaeda y Hamás“, dijo Oren.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here