Juicio a Netanyahu tiene fecha: 17 de marzo

0
236


Si de algún dirigente político se ha indicado que nunca tiene un lugar para el descanso y la tranquilidad, Benjamín Netanyahu sería el máximo exponente.

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

El primer ministro de Israel es un maestro en eso de navegar en aguas `procelosas, y cuando da la sensación que está a punto de naufragar, resurge con más fuerzas. Nada mejor que el estado de cosas que se le presenta en esta ocasión.

Las terceras elecciones en un año se realizarán el dos de marzo, hasta ahora sin un claro favorito entre el propio Netanyahu y su gran rival Benny Gantz.

Y como para completar el cuadro de complicaciones, el Primer Ministro será sometido a juicio por corrupción el próximo 17 marzo, dos semanas después de las elecciones en Israel.

Para ese entonces, Netanyahu podría estar en medio del proceso de formación de coalición para el nuevo gobierno, si es que ganara las elecciones

Los delitos

La acusación contra el Primer Ministro tiene su base en delitos de fraude, cohecho y abuso de confianza, en tres casos separados de corrupción.

En caso de ganar las elecciones, Netanyahu podría tener dificultades para asumir al cargo debido a este juicio que el Tribunal de Jerusalén determinó iniciarse a mediados de marzo. También podría ser un aliciente para formar un gobierno de unidad o que algún partido de derecha se sume a Benny Gantz.

En caso de iniciarse este juicio Netanyahu no podría recibir ningún ministerio a su nombre, sin embargo no le impediría ejercer como primer ministro. A pesar de esto,  Fiscalía y el Tribunal Supremo tendrían que pronunciarse por la legalidad del caso.

El mes pasado, Netanyahu retiró su petición de inmunidad al Parlamento ya que no iba a conseguir su aprobación. Horas más tarde, el fiscal general del Estado, Avijai Mandelblit, formalizó la acusación por corrupción.

En medio de este inicio de juicio, Israel convive con una grieta entre la derecha y la izquierda, entre los que apoyan a Netanyahu y quiénes no.

Sobrevivir o no al juicio es el reto del inquieto Netanyahu. De sobrevivir habrá que ver las consecuencias en su popularidad y, lo más importante, en su liderazgo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here