Jennifer López víctima del fundamentalismo árabe

0
352

La actriz fue acusada de “vulnerar las normas y tradiciones egipcias”, en pleno Eid al Adha, la fiesta musulmana del sacrificio

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Desagradablemente sorprendida debe haber quedado Jennifer López, que tras sus exitosas actuaciones en Tel Aviv, Moscú y la ciudad turca de Antalya, con las que celebra sus cincuenta años en una gira que ha designado “Its my party”, tenga que enfrentarla justicia, porque sus vestimenta en el Alamein, ciudad costera del Mediterráneo egipcio, fuera considerada inmoral y “violatoria de las normas y tradiciones egipcias”.

Y ello es tanto más sorprendente porque la actriz estadounidense, de origen puertorriqueño, es conocida universalmente por sus audaces vestidos con los que deslumbra por su espectacular cuerpo.

Un abogado fundamentalista

Pero lo que no previeron ni la actriz ni sus patrocinadores era con la presencia del abogado Samir Sabri, quien se ha ganado  fama de ser   despiadado explotando los derechos que dispensa la justicia local, que permite a cualquier ciudadano denunciara otros por una retahíla de cargos tan vagos como «libertinaje» o «blasfemia», punibles con hasta cinco años de cárcel.

Jennifer es la enésima víctima  de Sabri. A principios de este año el periodista local Mohamed al Gheiti fue condenado a un año de prisión por entrevistar en directo a un homosexual. El caso partió de una denuncia del abogado más celebre del país árabe. «Estoy en contra de la decadencia, la desnudez, el alcohol, las drogas o la prostitución. Creo que no podemos permitir que esos ejemplos entren en nuestros hogares«,

La cantante estadounidense de origen puertorriqueño actuó hace una semana en El Alamein, una ciudad de la costa mediterránea egipcia de ecos bélicos que se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los egipcios pudientes. Unas 2.000 personas acudieron a la cita patrocinada por la constructora local Orascom, propiedad de la familia cristiana egipcia Sawiris. En los asistentes, figuraban artistas locales y altos funcionarios del régimen.

Un concierto por todo lo alto

Jennifer volvió a mostrar en el escenario sus grandes cualidades e interpetó algunos de sus grandes éxitos como ‘Jenny from the Block’, ‘I’m Real’ y ‘If You Had My Love’.

Todo discurrió sin problemas hasta que las imágenes del concierto comenzaron a circular por las redes sociales y los medios locales.

Ello fue suficiente para que  Samir Sabri, un abogado que ha presentado varias miles de demandas contra artistas e intelectuales egipcios por quebrar la moral, cazó las instantáneas y, raudo, demandará a Jennifer  López en los tribunales.

Según el letrado, Lopez apareció en escena «desnuda y con vestidos transparentes» en pleno Eid al Adha, la fiesta musulmana del sacrificio. «No resulta apropiado que la gente se halle rezando en el monte Arafat [un montículo cargado de simbolismo a unos 15 kilómetros al este de La Meca], mientras otros están en un concierto»,

Una lección para Jennifer López y para cualquier actriz internacional. Las costumbres y normas de países fundamentalistas puede costarles caro. El abogado acusa a la estadounidense de «vulnerar las normas y tradiciones egipcias» y exige que le sea prohibida la entrada al país para participar en futuras actuaciones. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here