Israelíes construyen un auto volador

0
482

Los hermanos Maki y Guy Kaplinsky crearon este revolucionario modelo que puede llevarlo desde su casa al techo de su oficina

Apolinar Martínez/Israel Internacional

La imaginación y el espíritu creador no conoce de límites, por lo que no pasa un día, horas sería mejor decir, sin que aparezcan hechos que demuestran la veracidad de la afirmación.

Tal es lo que acontece con los hermanos Maki y Guy Kaplinsky, constituyen lo que se llama “emprendedores seriales”, y al efecto ya tiene dos pruebas de su talento:  El primero dos exitosos  relacionado con desarrollos gubernamentales en 15 países y el otro relacionado con la internet de las cosas, que fue vendido a General Electric en 2017.

El auto volador

Y no conforme con estas innovaciones los hermanos Kapinsky acaban de presentar su trabajo más reciente: Denominado con la palabra japonesa Aska, que significa pájaro volador, el novedoso proyecto para un auto volador eléctrico fue mostrado al público en Israel.

El proyecto para el desarrollo de este modelo instaló su cuartel general en California, Estados Unidos, y su centro de Investigación y Desarrollo en Israel.

El nuevo auto volador Aska, a diferencia de otros proyectos, puede despegar desde un área de unos 20 metros cuadrados, así cumple los sueños de los posibles usuarios: despegar desde el techo de su propia casa y aterrizar sobre el techo de la oficina.

El Aska revela la tecnología eVTOL, siglas en inglés que resumen el despegue y aterrizaje vertical eléctrico. El milagro se realiza porque al momento del despegue las alas se despliegan y completan un set de 14 hélices que se configuran para dar el impulso vertical. Cuando se alcanza la altura adecuada las hélices correspondientes a las alas y cola se posicionan para dar el impulso horizontal de vuelo y al momento del aterrizaje estas hélices nuevamente se posicionan en vertical.

La energía de Aska proviene de fuentes híbridas (electricidad-gasolina) que dan al vehículo una autonomía de poco más de 360 km. La promesa es que Aska sea autónomo, es decir, que se auto-maneje en tierra y en el aire, para lo cual los creadores están trabajando en una plataforma propia de inteligencia artificial (IA). Los desarrolladores que componen el equipo Aska son ingenieros aeronáuticos, automotrices, de control de vuelo, expertos en algoritmos y en sistemas autónomos. Un equipo de expertos que aman los desafíos y ofrecen experiencia combinada en ingeniería aeronáutica e IA autónoma, tal como los describe el sitio web de Aska.

Se espera que el lanzamiento de Aska al mercado ocurra mediante el alquiler por subscripción y la venta de unidades. Los suscriptores podrán usar el vehículo donde quieran por el tiempo que lo necesiten y los propietarios podrán colocar sus unidades vacantes para la renta y así monetizar su inversión.

Ahora si es verdad que podrá como indicaba el inmortal Cantinflas: ¡ A volar jóvenes!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here