Aplicación de vacuna contra el COVID-19 disminuyó contagios en 50%

0
211

La tasa de infecciones de COVID-19 para las personas que recibieron la primera de las dos dosis de la vacuna Pfizer disminuye a medida que pasa el tiempo desde la inyección, sobre todo después del lapso de 14 días, según reflejaron datos preliminares publicadas por el Ministerio de Salud de Israel.

Redacción Israel Internacional.-

La disminución en la tasa de contagios llega hasta en un 50% después de 14 días; un dato significativo en un país que enfrenta picos históricos en materia de casos graves, infecciones diarias y total de casos activos alcanzan picos históricos, según datos de Infobae.

Sharon Alroy-Preis, directora del departamento de Salud Pública del Ministerio de Salud, dijo a Channel 12 News que los datos eran preliminares y se basaban en los resultados de las pruebas de coronavirus entre quienes recibieron la vacuna y quienes no.

Israel supera los 9.000 casos diarios de coronavirus por tercer día consecutivo (EFE)

Anteriormente, Alroy-Preis había dicho que casi una quinta parte de los más de 1.000 pacientes actuales con COVID-19 graves habían recibido previamente la primera dosis de la vacuna de Pfizer, lo que enfatiza la necesidad de continuar protegiéndose después de recibir la inyección.

El primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu y el ministros de Salud Yuli Edelstein (Motti Millrod/REUTERS)

Con todo, dado que la campaña de vacunación en Israel -una de las mas ambiciosas y avanzadas del mundo- comenzó a fines de diciembre, para la mayoría de los que recibieron la primera dosis aún no han transcurrido entre 15 y 22 días.

En general, desde que comenzó la campaña de vacunación, 375 de los que recibieron la primera dosis fueron luego diagnosticados con el virus y hospitalizados. Unos 244 de entre ellos fueron diagnosticados entre 1 y 7 días después de la vacunación, en comparación con 124 diagnosticados entre 8 y 14 días después de la vacuna.

Pero apenas 7 personas fueron diagnosticadas y hospitalizadas después de transcurridos 15 días o más después de la vacunación, lo que demuestra que los efectos de la vacuna se empiezan a sentir tras un periodo de tiempo.

Una sanitaria recibe la segunda dosis de la vacuna en el centro médico Sourasky en Tel Aviv, Israel (REUTERS/ Ronen Zvulun)

Israel ha experimentado un aumento de los casos diarios por encima de los 10.000, uno de los puntos más altos desde que comenzó la pandemia.

Campaña de vacunación en Israel (REUTERS/Ammar Awad)

“Nunca hemos tenido una cifra así”, dijo Alroy-Preis, y agregó que la cepa británica -más infecciosa- seguramente ha jugado un papel en el fuerte aumento de los casos graves.

Aunque es probable que en este contexto Israel deba extender el confinamiento, hay señales iniciales de que el aumento en las tasas de infección estaba comenzando a disminuir.

Además, el 73% de los israelíes que tienen más de 60 años o que tienen otros factores de alto riesgo ya han sido vacunados con al menos una inyección, aunque la campaña de vacunación fue más lenta en las comunidades árabes y ultraortodoxas.

El último número dado por funcionarios de Salud sobre el total de vacunas suministradas fue de 1.910.330, aproximadamente el 20% de la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here