Irán, terrorismo islámico, Acuerdos Abraham y paz regional temas en conversación Netanyahu-Biden

0
90
Benjamin Netanyahu

Existe un refrán que dice «Si la montaña no va a uno, uno va a la montaña». Pues esto es lo que aplicó el primer ministro Benjamín Netanyahu al establecer una comunicación telefónica con el presidente Joe Biden, que a casi un mes del ascenso a la presidencia estadounidense no había hablado con el representante del país más afín en el Medio Oriente con EE.UU.

Mario Beroes-Apolinar Martínez/Israel Internacional.-

Lo importante es que la comunicación quedó establecida y ambos dirigentes reconocen que las expectativas se cumplieron «totalmente». Irán y su programa nuclear, los Acuerdos Abraham, ISIS, Hezbollah y todo lo concerniente al terrorismo islámico y el mantener la paz en la región, incluidas relaciones entre palestinos e israelíes, fueron «conversados» en el contacto telefónico Tel Aviv-Washington.

Pues Netanyahu dio el primer paso. Su equipo hizo los contactos y el hilo telefónico cumplió su rol ya que la conversación de 57 minutos fue «fluida, cálida y sincera», y se dice que hasta un par de chistes hizo Netanyahu a su homólogo norteamericano. Se acabó, entonces, con los rumores mal intencionados y las dudas que comenzaron a surgir desde el pasado lunes 20 de enero.

Ambos mandatarios se comprometieron a trabajar juntos «para seguir fortaleciendo la alianza firme entre Israel y Estados Unidos», informó la oficina del jefe de Gobierno israelí en un comunicado que publicó la agencia española EFE. «Fue una buena conversación», se limitó a decir Biden al ser preguntado por los periodistas acerca de la llamada, durante un acto en el Despacho Oval.

…Y sonó el telefóno en la Oficina Oval

Según la oficina de Netanyahu, ambos destacaron «su conexión personal», ya que se conocen desde hace largo tiempo, trataron cuestiones como Irán y otros temas sobre Oriente Medio, y abordaron «el futuro avance» de los pactos de normalización entre Israel y varios países árabes basados en los Acuerdos Abraham.

También acordaron seguir en contacto próximamente, comentaron puntos de vista sobre formas de afrontar la pandemia y Biden elogió a Netanyahu en su estrategia para luchar contra el Covid-19, con Israel que lidera la campaña de vacunación más veloz del mundo.

Biden «subrayó la importancia de trabajar en busca de la paz en toda la región, incluido entre israelíes y palestinos», añadió la Casa Blanca en un comunicado.

La llamada del gobernante estadounidense a Netanyahu -que fue un estrecho aliado del anterior presidente, Donald Trump- se hizo esperar casi un mes desde que asumió el poder. Esto generó suspicacias en Israel, donde analistas apuntaron al alejamiento del primer ministro con los demócratas y la nueva Administración.

Firme al lado de Israel

Durante la llamada, Biden «recordó su historia personal de compromiso férreo con la seguridad de Israel y expresó su intención de fortalecer todos los aspectos de la alianza entre Estados Unidos e Israel, incluida la sólida cooperación en defensa», indicó la Casa Blanca.

El jefe de Gobierno israelí tuvo una gran sintonía ideológica con Trump, quien tomó decisiones muy favorables a los intereses de Israel que desmarcaron a EE.UU. de ciertas posturas tradicionales sobre el conflicto palestino-israelí.

También se retiró del pacto nuclear con Irán, tras años de presión contra el acuerdo por parte de Israel, que ve a Teherán como su principal amenaza y aboga por aplicar políticas duras en su contra.

La cuestión iraní pareciera el elemento que distancia más a Netanyahu de Biden. La voluntad del demócrata de reintegrar a EE.UU. al acuerdo nuclear con Irán se ve con recelo desde el Gobierno israelí, y los analistas señalan que un posible acercamiento estadounidense al país persa podría crear tensiones con las autoridades israelíes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here