Impiden a ajedrecista iraní competir contra hebreo

0
352

Que el ajedrez ha sido utilizado  como arma de la contienda política, es ampliamente conocido. La antigua Unión Soviética, poseedora de varios campeones mundiales, hacía marramucias  para favorecer a sus ajedrecistas, a quienes se obligaba a perder o empatar entre ellos, para favorecer al soviético mejor ubicado en el certamen y perjudicar al adversario.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Ese fue el caso del torneo eliminatorio por el campeonato mundial de Curazao, en el que el debutante Bobby Fischer  denunció la maniobra de los europeos para favorecer a Tigran Petrosian.

Eso llevó a Fischer, todo un mago del tablero , a jurar que no descansaría hasta  vencer al campeón mundial soviético, lo que pudo convincentemente hacer al lograr el título ante Boris Spassky.

El propio Gary Kasparov, soviético pero no protegido por el Estado, denunció  el ventajismo que se tenía con el monarca y logró vencer al campeón Anatoly Karpov.

El odio antiisraelí de los iraníes.

Pero si bien la trampa de los soviéticos era la de empatar o perder entre ellos, lo acontecido en Alemania supera todo lo conocido.

Alireza Firouzja, de 15 años,  según los conocedores del ajedrez  un verdadero fenómeno de de este deporte-ciencia, y sus actuaciones hacen recordar a los grandes genios del tablero, al norteamericano Bobby Fischer y a los rusos Mijail Tahl, Anatoly Karpov y Gary Kasparov, para hablar nada más que de grandes campeones de los tiempos modernos

“Sorpresivamente” Alireza no acudió al encuentro con el también juvenil israelí Or Bonstein por lo que perdió la partida y la posibilidad de titularse.

Un entrenador de la delegación iraní, dijo, pidiendo le guardaran el secreto, que tenían terminantemente prohibido jugar con un israelí, so pena de que le cortaran el cuello al regresar a su país

Semejante monstruosidad no puede ser permitida

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here