Hospital Hadassah relega personal sanitario no vacunado a trabajos burocráticos

0
124
Hadassah Ein Kerem Hospital team members wearing safety gear as they work in the Coronavirus ward of Hadassah Ein Kerem Hospitall in Jerusalem on February 01, 2021, during a 3rd nationawide full lockdown, in an effort to prevent the spread of the Coronavirus. Photo by Olivier Fitoussi/Flash90 *** Local Caption *** ????? ???? ????? ?????? ????? ???? ????? ???? ??? ??? ?????? ????? ?????? ???????

El Ministerio de Salud de Israel ha pedido que el personal sanitario no vacunado se mantenga alejado de las salas de mayor riesgo. El hospital Hadassah de Jerusalem ha ido un paso más allá, excluyendo el contacto con todos los pacientes, informa  The Times of Israel.

Redacción Israel Internacional.-

El Centro Médico Hadassah de Jerusalem decretó que el personal médico no vacunado ya no puede tratar a los pacientes. El hospital dijo a los trabajadores sanitarios que a partir del domingo, los médicos y enfermeras que no se hayan inyectado vacuna COVID-19 o que no hayan adquirido algún nivel de inmunidad al recuperarse del virus se encontrarán resignados a funciones administrativas o cualquier otro puesto que el hospital considere conveniente.

«Podemos convertir a enfermeras y médicos en administradores o ponerlos en cualquier otro trabajo que encontremos en el hospital», dijo una portavoz de Hadassah a The Times of Israel, y agregó que se les seguirá pagando sus salarios habituales.

Alrededor del 5% del personal médico del hospital, unas 300 personas, carecen actualmente de inmunidad a las vacunas o a la recuperación del virus.

Un miembro del personal médico de Hadassah recibe la segunda dosis de una vacuna COVID-19, el 11 de enero de 2021. (Yonatan Sindel / Flash90)

El anuncio se produjo inmediatamente después de una directiva del Ministerio de Salud que exige que el personal no vacunado y los estudiantes no puedan trabajar en ciertos departamentos de los hospitales israelíes y en la atención médica comunitaria. Incluyen salas para personas en estado de inmunosupresión, incluidos oncología, recién nacidos prematuros y pacientes con trasplante de médula ósea.

La directiva del Ministerio de Salud también declaró que «un nuevo empleado que se niega a vacunarse no debe ser contratado en una institución médica», dijo que a los empleados no vacunados solo se les debería permitir trabajar en las salas de coronavirus si firman una exención especial.

El ministerio hará cumplir la directiva en los hospitales de propiedad del gobierno, mientras que se insta a otros a cumplirla. El ministerio dijo que los trabajadores no vacunados en los hospitales del gobierno también serán convocados a una clínica de inmunización para ser informados de las posibles consecuencias médicas de su falta de vacunación.

La directiva ha provocado una serie de reuniones en los hospitales, con directores debatiendo si implementar la política y cuándo, dado que parte del personal todavía está siendo vacunado. El asunto aún está en discusión en el Centro Médico Sheba, el hospital más grande de Israel, dijo un portavoz a The Times of Israel el martes.

Dijo que el tema «presenta un dilema ético para todos los directores de hospitales».

El profesor Zeev Rotstein, director ejecutivo del Centro Médico Hadassah, habla durante una conferencia de prensa en el hospital Hadassah Ein Karem en Jerusalén el 1 de noviembre de 2020 (Yonatan Sindel / Flash90)

Pero en Hadassah, el director ejecutivo Zeev Rostein dijo que había considerado el tema y decidió que los derechos de los pacientes prevalecen sobre la elección del personal para evitar la vacunación, dado que «el público debilitado debe ser protegido».

Reconoció “la tensión entre los derechos individuales y las responsabilidades públicas y profesionales que se aplican a todo el personal del hospital”, pero dijo que la salud de los pacientes es lo primero. Señaló que los empleados que tengan una razón especial para no vacunarse recibirán un permiso especial para trabajar con pacientes.

Prof. Nadav Davidovitch. (cortesía de Nadav Davidovitch)

La Asociación de Enfermeras de Israel no respondió a una solicitud del Times of Israel para aclarar su posición sobre las políticas de Hadassah y del Ministerio de Salud, mientras que el sindicato de médicos expresó sentimientos encontrados.

El profesor Nadav Davidovitch, un alto funcionario de la Asociación Israelí de Médicos de Salud Pública, dijo que la política del Ministerio de Salud es válida ya que ofrece opciones para que el personal del hospital que no vacune trabaje con pacientes de bajo riesgo.

La política de Hadassah, que los alejaría de los pacientes por completo, va demasiado lejos en opinión del sindicato. «No es proporcionado», dijo Davidovitch, y también afirmó que podría tener consecuencias problemáticas.

«Hay escasez de trabajadores de la salud, por lo que no es tan práctico».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here