Hizbulá, ideología de destrucción

0
118

Al árbol se le conoce por sus frutos. La ideología destructiva y nihilista del yihadismo chiita de Hizbulá, «el Partido de Alá» y de obediencia iraní destina sus esfuerzos y dinero en intentar destruir a Israel, almacenando misiles, se calcula que posee más de  cien mil misiles de largo alcance, financiando terroristas yihadistas para perpetrar atentados en Israel y contra judíos alrededor del mundo, almacena explosivos en el barrio cristiano de Beirut, para que en caso de explosión fortuita, mueran los cristianos.

Redacción Israel Internacional.-

Irán es uno de los principales países productores de drogas del mundo y las suministra a Hizbulá, el gran narcotraficante a nivel mundial, que se ha «introducido» en América Latina, colabora con los dirigentes chavistas de Venezuela y los cárteles mexicanos y con las guerrillas narcomarxistas FARC de Colombia.

Hizbulá, en connivencia con el régimen de Assad en Siria, ha logrado en gran medida convertir a Siria en un gran mercado para la venta de sus drogas, drogas que van al mercado europeo.

Según Hugo Achá, experto en contraterrorismo y crimen organizado internacional, “Hizbulá es posiblemente una de las organizaciones que mejor ha comprendido la nueva forma de hacer la guerra. En ese sentido Hizbulá ha logrado tal nivel de sofisticación y presencia a nivel mundial, que puede afirmarse, sin temor a equivocarnos, de que es hoy día a la inversa. En vez de ser Irán el valedor económico de Hizbulá, es Hizbulá y su gran capacidad financiera la que hoy en día sostiene en buena medida las actividades iraníes a escala global».

Según la revista Forbes, las arcas de Hizbulá gozarían de un estado de salud inmejorable, ubicando al grupo islamista extremista como el más rico del mundo, con una fortuna estimada de 1.100 millones de dólares en 2018, por delante del grupo afgano Talibán, que contaría con 800 millones de dólares en sus arcas, o de la organización palestina Hamás, que estaría en tercer lugar con 700 millones de dólares.

De acuerdo a la publicación, la razón por la cual la milicia-partido Hizbulá atesoraría tales cantidades de dinero sería la diversificación de sus fuentes de ingresos, que irían desde el sector inmobiliario a grupos que operarían como organizaciones no gubernamentales para recaudar fondos. Aunque la joya de la corona, asevera Forbes, sería la industria de la droga y el dinero que vendría de las operaciones de narcotráfico en América Latina.

Todas las organizaciones yihadistas dicen defender a los musulmanes sometidos a los cruzados y sionistas», y entre ellas Hizbulá que destaca en el cultivo de cannabis, opio, amapola y cocaína y domina el arte de contrabando, venta y promoción en tierras musulmanas, cristianas y judías, para conseguir dinero suficiente para comprar coches bomba, minas, dagas y espadas, bombas de gas tóxico, cohetes y silenciadores, con los que hacer estallar escuelas, hospitales, mercados públicos, mezquitas de la rama contraria, puertos y aeropuertos y asesinar a judíos, cristianos, politeístas y a aquellos que piden moderación, diálogo, justicia, democracia, paz, derechos humanos, libertad de religión y equidad de género.

Hizbulá no ha destinado ni un sólo dólar para adquirir vacunas ni para vacunar a sus conciudadanos libaneses ni para vacunar a sus correligionarios chiitas.

En un artículo publicado el 20 de enero de 2021, traducido por Memri, y titulado «Resistencia a través de defender al pueblo», la periodista libanesa Michelle Tueini, subdirectora general del diario Al-Nahar, escribió que la «resistencia libanesa», es decir Hizbulá, en realidad no lucha por el Líbano sino que destruye más que cualquier otro enemigo. Tueini, hija del periodista Gebran Tueini, acérrimo oponente de Hizbolá y de la presencia siria en el Líbano quien fue asesinado en el año 2005, agregó que los libaneses mueren de hambre y su propio régimen considera que sus vidas no poseen valor alguno. En tal situación dijo, nadie puede librar una resistencia efectiva ante Israel.

Tueini señaló que el «Líbano como país fallido, devastado y en bancarrota» no ha procesado a un solo funcionario por la mortal explosión ocurrida en Beirut el año pasado y ni siquiera ha comenzado a vacunar a sus ciudadanos contra el Covid-19. Ella contrastó todo esto con «el estado enemigo de Israel «que, valorando la vida de sus ciudadanos, ya ha vacunado a más de una cuarta parte de su población y está dispuesto a liberar a decenas de prisioneros incluso por el cadáver de uno de sus soldados.

Tueini concluyó diciendo que la verdadera resistencia significa emprender una campaña «ideológica, cultural y científica» para la construcción de un estado próspero y bien gobernado que se preocupe por sus ciudadanos y los proteja.

El dinero de Hizbulá, producto del narcotráfico y contrabando, sirve para financiar el terrorismo yihadista, no para mejorar la calidad de vida de los libaneses, ni actualmente para comprar vacunas.

El ex líder del partido laborista británico, Jeremy Corbyn, ETA, Unidas Podemos cuyo líder, Pablo Iglesias, es vicepresidente actualmente del gobierno socialcomunista de España, las CUP, Compromís, coinciden siempre en apoyar directa o indirectamente a las organizaciones yihadistas de Hamás, al FPLP, a Hizbulá.

¿Será por tener parecida ideología nihilista y destructiva y/o por dinero?, lo que sí es seguro que es por puro antisemitismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here