Gantz: «Hay espacio para una capital palestina en Israel»

0
230

El ministro de Defensa, Benny Gantz, se abstuvo de apoyar un Estado palestino y dijo que merecían una “entidad” y que Jerusalén “debe permanecer unida”.

Redacción Israel Internacional-Enlace Judío México.-

Pero el ministro de Defensa no llega a respaldar la estadidad, diciendo que los palestinos merecen una “entidad” y subraya que ninguna parte de la ciudad será cedida a la Autoridad Palestina, publicó The Times of Israel.

El político centrista, líder del partido Kajol Laván, dijo que si bien la capital de Israel permanecerá indivisa, “hay espacio” para que los palestinos también establezcan su capital en la ciudad santa.

“Los palestinos quieren y merecen una entidad en la que puedan vivir de forma independiente”, dijo Gantz, exjefe de personal de las FDI, al diario saudí al-Sharq al-Awsat, uno de los periódicos más conocidos del mundo árabe.

 

Los palestinos han exigido durante mucho tiempo un estado independiente y han criticado duramente los planes israelíes y estadounidenses que, según dicen, les ofrecen autonomía sin un estado. Los funcionarios de la Autoridad Palestina afirman públicamente que apoyan una solución de dos estados: un estado independiente de Palestina en Judea y Samara y la Franja de Gaza – las líneas de alto el fuego de 1967 – con su capital en Jerusalén Este.

Cuando su entrevistador presionó más a Gantz sobre si la entidad palestina que estaba pidiendo constituiría un Estado, el ministro de Defensa eludió la pregunta.

“Un estado o un imperio, pueden llamarlo como quieran. Es su derecho a sentirse independiente y tener un capital”, dijo Gantz.

“Queremos una entidad palestina que tenga una contigüidad territorial adecuada, que permita vivir cómodamente en ella sin obstáculos ni trabas. En lo que insistimos es en seguridad. Necesitamos puntos de observación estratégicos para la seguridad”, agregó Gantz.

En cuanto a la cuestión de renunciar al control israelí de Jerusalén Este, Gantz dijo: “Jerusalén debe permanecer unida, pero con un lugar dentro de ella para una capital palestina”.

“[Jerusalén] es una ciudad muy acogedora y llena de lugares sagrados para todos”, dijo Gantz.

No estaba claro si Gantz se refería o no a Abu Dis, una pequeña ciudad fuera de Jerusalén que el controvertido plan de paz del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, designó como la capital del futuro estado palestino.

El plan decía que el control palestino de Abu Dis, así como las áreas de Jerusalén fuera de la barrera de seguridad, como Kafr Aqab y el campo de refugiados de Shuafat, satisfacían las demandas palestinas de una capital en Jerusalén.

Una vista de la ciudad vieja de Jerusalen desde Abu Dis el 3 de febrero de 2020 (Adam Rasgon / Times of Israel)

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, respondió a la oferta de Trump insistiendo en una capital palestina “de Jerusalén, no en Jerusalén”.

Gantz pidió a Abbas que se una al “camino de la paz” trazado por otros estados árabes que han decidido normalizar los lazos con Israel en los últimos meses.

Durante los últimos cuatro meses, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Sudán y Marruecos han iniciado el proceso de normalización de los lazos con Israel. Los palestinos han lamentado públicamente la normalización en curso como una traición a su causa. Altos funcionarios estadounidenses han dicho que es “inevitable” que Arabia Saudita se una, aunque el reino ha dicho que lo primero debe ser una resolución para los palestinos.

“El camino tomado por el mundo árabe es una oportunidad enorme y genuina. Realmente espero llegar a un acuerdo con ellos, y creo plenamente que sin ellos no puede haber una paz completa e integral”, dijo Gantz.

El plan de paz de Trump también prevé el control israelí de hasta un 30 por ciento de Judea y Samaria. Gantz elogió el plan en enero durante una visita a la Casa Blanca como un “hito significativo e histórico de hecho”.

Pero Gantz dijo en su entrevista con Al-Sharq Al-Awsat el miércoles por la noche, sin embargo, que no apoyaba “necesariamente” la soberanía israelí en todas las áreas detalladas en el plan de paz de Trump.

Si bien algunas áreas, como el Valle del Jordán, tendrían que permanecer bajo el control de seguridad israelí, Israel “podría reducir esa área considerablemente”, dijo Gantz.

En el sentido de las agujas del reloj, desde la esquina superior derecha: primer ministro Benjamin Netanyahu, 24 de mayo de 2020 (Abir Sultan / Pool Photo via AP); El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, 23 de enero de 2020 (Alexander Nemenov, Pool via AP); El presidente Donald Trump (Foto AP / Susan Walsh); Ministro de Defensa Benny Gantz, 24 de mayo de 2020 (Abir Sultan / Pool / AFP)

Pero es poco probable que los palestinos sean compensados con tierras del interior de Israel por cualquier territorio de Judea y Samaria que finalmente quede en manos israelíes, indicó Gantz.

“Por supuesto, es posible hablar de canjes de tierras, aunque no veo cómo ni dónde”, dijo Gantz.

También dijo que esperaba que más naciones árabes formaran vínculos abiertos con Israel, y dijo que había visitado muchas de ellas en secreto a lo largo de su carrera en el ejército israelí.

“He visitado todos los estados árabes, pero en secreto durante el desempeño de misiones militares. Espero sinceramente poder visitarlos públicamente de manera oficial, amistosa y pacífica”, dijo Gantz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here