Gadfin busca asumir red mundial de suministro aéreo con drones

0
144

El fabricante de vehículos aéreos no tripulados Gadfin fue la primera empresa del mundo en recibir el permiso de la Autoridad de Aviación Civil de Israel para realizar entregas en el espacio aéreo urbano este año.

Redacción Israel Internacional.-

Ese permiso significa que Gadfin puede competir en licitaciones que permiten vislumbrar el futuro próximo. Según esta visión, los hospitales, laboratorios y una serie de organizaciones enviarán y recibirán suministros a través de redes de transporte de drones, saltándose las carreteras excesivamente congestionadas y reduciendo el riesgo de los paquetes refrigerados sensibles.

Estrictos protocolos de seguridad

Obtener un permiso para operar en el espacio aéreo civil de Israel, que es pequeño, está atestado y limitado al espacio “sobrante” por la amplia utilización del espacio aéreo nacional por parte de la fuerza aérea israelí, no es un proceso sencillo. Requiere la superación de los protocolos de seguridad más estrictos.

Gadfin posee varias patentes de gran avance, entre ellas la de un primer avión teledirigido de este tipo, llamado “Spirit One”, que despliega sus alas en vuelo. Puede transportar paquetes de hasta 15 kilos a lo largo de más de 250 kilómetros. Los aviones son operados de forma autónoma sin casi ninguna intervención humana.

La compañía está diseñando también una versión más grande del “Spirit One”, llamada “Spirit X”, que puede transportar paquetes de 100 kilos a lo largo de 500 kilómetros.

En una entrevista con JNS, el CEO de Gadfin, Eyal Regev, exgerente senior de Israel Aerospace Industries (IAI), arrojó luz sobre los notables orígenes del nombre de la compañía.

“Tren Gadfin significa ‘dos alas’ en arameo”, dijo Regev, que ha estado estudiando las interpretaciones cabalísticas del libro del Zohar durante 15 años en el lado. “Un ala representa los deseos, habilidades y el ego de una persona, y la segunda representa la sabiduría de usar todas las habilidades de uno para el bien. Si estas habilidades se usan para el bien, una persona puede desarrollarse espiritualmente”.

Así nació el nombre de la compañía. Gadfin fue fundada en 2018 junto con Ran Kleiner, un exgerente de Innovación en el IAI, e Ilan Yuval, un destacado experto en logística.

 “Realicé una investigación de mercado y vi que este era un gran mercado potencial”, afirmó Regev. “Establecí esto como un departamento en el IAI”. Más tarde, quiso profundizar su participación en este campo y desarrollar nuevos tipos de tecnología avanzada que fueran “más allá de entregar sushi en casa de alguien”.

Mientras que la visión de las entregas de comida por medio de drones probablemente se convierta en una realidad, añadió, existe un problema más grande en esta área, descrito por Regev, en resumen, como “optimización”.

Ningún otro vehículo aéreo no tripulado hace esto

En marzo, Gadfin comenzó su primer servicio de entrega de drones en Israel, trasladando piezas de maquinaria de alta prioridad desde el almacén de una empresa de logística a una línea de integración HP-Indigo.

Las máquinas de producción de mil millones de dólares necesitan unos 60 componentes diarios de forma urgente, y Gadfin instaló sus sistemas en un pequeño vehículo aéreo no tripulado para empezar a probar su modelo de entrega como alternativa al transporte terrestre.

El servicio se detuvo debido a las interrupciones a los clientes, causadas por el coronavirus, pero se había logrado el precedente.

El Ministerio de Transporte de Israel ha puesto en marcha un programa llamado “Na’ama”, que prevé una red de conectividad de aviones teledirigidos que conectará la mayoría de los hospitales en un plazo de dos años. Incluso una ruta logística relativamente corta desde el Centro Médico Sourasky de Tel Aviv hasta el Hospital Ein Kerem, cerca de Jerusalem, podría ahorrar mucho tiempo si se convierte en aérea, ya que las carreteras y caminos que unen los dos lugares suelen estar congestionados.

Gadfin ha solicitado una licitación para suministrar cuatro rutas aéreas entre hospitales del norte de Israel, y se espera que reciba una respuesta pronto.

“Esperamos que, dentro de dos años, podamos conectar los hospitales israelíes. Esto podría acelerar las entregas de suministros médicos sensibles como los trasplantes de médula ósea. Estas son entregas altamente complejas y costosas en tierra”, mencionó Regev.

“En lugar de tener médicos o enfermeras que acompañen la entrega para asegurarse de que el taxi no se detenga al sol, nuestro avión los lleva al laboratorio o al hospital en minutos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here