Descendiente de oficial nazi comandará barco militar israelí

0
91
El teniente Benny Gerloff, miembro de una devota familia cristiana, finalizó el curso de oficiales de la Academia Naval israelí y comandará un nuevo barco lanzamisiles que llegará pronto desde Alemania, la tierra de sus raíces. “El pueblo de Israel ocupa una parte importante en nuestra fe”, declaró a Ynet.

Redacción Israel Internacional.-

El teniente Benjamí (Benny) Gerloff, quien finalizó un curso de oficiales de la Academia Naval israelí la semana pasada, se convertirá en el primer cristiano mesiánico en comandar un barco lanzamisiles israelí.

Gerloff, que reside en Givat Zeev, cerca de Jerusalem, nació en Israel. Sin embargo, sus padres, de ascendencia alemana y checa, emigraron a Israel hace 25 años como devotos cristianos religiosos que aman al Estado judío.
Como residentes permanentes, Benny y sus hermanos estaban obligados a enrolarse en las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), y no tenían ninguna duda de que contribuirían tanto como pudieran en su servicio militar.
Su hermano sirvió como comandante de pelotón en la Brigada Kfir y su hermana como combatiente en la unidad Oketz. El propio Benny intentó ingresar a Shayetet 13 (una unidad de las Fuerzas Especiales navales), pero no lo logró. Luego, hace unos tres años, fue aceptado en el prestigioso curso de oficiales de la Academia Naval. La semana pasada finalizó el curso junto a la primera oficial naval religiosa, la teniente Yaela Ashwaga, de Kiryat Netafim, en Samaria.
Benny Gerloff y su familia en la ceremonia de fin de curso
Gerloff prefiere definirse a sí mismo como un cristiano devoto, y en una conversación con Ynet explicó que «el pueblo de Israel en la Tierra de Israel ocupa una parte importante en nuestra fe. Mi bisabuelo fue sacerdote durante la Segunda Guerra Mundial, y formaba parte de una corriente alemana que se opuso al nazismo y por lo tanto fue perseguida por los nazis”.
“Mi bisabuelo del otro lado ayudó a su amigo judío a enviar paquetes de comida a sus familiares en los campos de concentración, y hasta el día de hoy tenemos algunas de las cartas de agradecimiento que le envió. Por lo tanto, mi amor por Israel tiene sus raíces en mi familia, y mi padre vino aquí a la edad de 18 años como voluntario. Para nosotros, el pueblo y la Tierra de Israel son parte del plan de Dios y por eso sirvo en las Fuerzas de Defensa de Israel, y ésa es la razón más importante por la cual defiendo al país”, agregó.
 
“El pueblo de Israel ocupa una parte importante en nuestra fe”.
En una fotografía en blanco y negro que él y sus padres conservan hasta el día de hoy, la historia única del teniente Gerloff adquiere un significado fascinante: la imagen muestra a su familia en una boda celebrada en el sur de Alemania a principios de la década de 1940 y en la que se destaca un oficial vistiendo un uniforme de la Marina alemana. Se trata del tío de su abuela, médico de profesión, que fue reclutado por el ejército alemán tras el estallido de la guerra y comandó un submarino que finalmente fue hundido, aparentemente por la Armada británica.
“No sé mucho sobre él, aparte del hecho de que estaba obligado a enrolarse”, dijo Gerloff. “Mi abuela siempre enfatizó que él no era un nazi. Pero el asunto me intrigó. Cuando hice un trabajo sobre mis raíces en séptimo grado, mis abuelos me dijeron que habían venido a Israel en el pasado para ofrecerse como voluntarios para ayudar a los sobrevivientes del Holocausto. Mi abuela recordó a su padre recitando versículos de la Biblia. Ella me contó que una vez, cuando era niña, había regresado de la escuela y había hecho el saludo fascista diciendo ‘hail Hitler’ frente a su familia, y su padre inmediatamente le dejó en claro que eso no debía hacerse en su casa. Además, uno de los amigos de la familia, un médico judío, les había dado una menorá para que la cuidaran antes de que se viera obligado a huir del país”.
La mayoría de los miembros de la familia de Gerloff todavía viven en el área de la ciudad de Neunburg, en el corazón de la Selva Negra, no lejos de la ciudad de Stuttgart. “Como no judío, es difícil encontrar mi lugar aquí e integrarme religiosa y socialmente, pero en el curso recibí la atención y la consideración de comandantes y amigos”, señaló el teniente.
Dado que en el templo de su congregación en Israel es costumbre orar los viernes, Gerloff no tuvo dificultades para mantener su fe durante todo el curso, y de hecho se unió a sus compañeros judíos religiosos durante los momentos de rezo.
La abuela de Benny Gerloff y sus hermanos en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.
El comandante del submarino alemán y su familia.
La carta de agradecimiento enviada a su bisabuelo por parte de un amigo judío al que ayudó a mandar comida a sus familiares, que se encontraban en un campo de concentración.
“Rezo y leo de la Biblia en hebreo, y si bien debía quedarme en la base durante los días festivos judíos, en Navidad me permitían salir de vacaciones”, manifestó el combatiente. Y agregó: “Hay ciertos aspectos de la dieta kosher que observo por respeto a la religión y a la tradición judías y también por órdenes relacionadas con este asunto. No vendré con un emparedado de cerdo, ya que Israel es un Estado judío y democrático, y para mí es importante que siga siendo así”, explicó.
Los familiares del teniente Gerloff vieron la ceremonia de fin de curso a través de Zoom, y el combatiente sostuvo que ellos estaban muy emocionados. “La mayoría de ellos vive en Alemania y mis abuelos estaban especialmente felices. Mi abuela, de 89 años, todavía está allí y siempre reza en dirección a Jerusalem. Y mi abuelo, de 93 años, también me dijo que estaba orgulloso de mí”.
El teniente Gerloff servirá como oficial de un nuevo barco lanzamisiles que llegará en los próximos meses desde el puerto de Kiel, en el norte de Alemania. Pronto se le informará al oficial si será incluido en una tripulación que volará al país europeo para llevar el barco a una base en el puerto de Haifa. “Esto definitivamente puede ser un cierre de círculo personal y significativo para mí”, admitió. “Durante el curso, que requiere habilidades diferentes y variadas, ya hemos zarpado de Atenas con la Armada griega, pero esto es otra cosa”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here