Eurovisión Israel-2019 lucha por dejar de lado la política

0
353

El concurso de canciones de Eurovisión es un evento entretenido, extravagante y apolítico en su núcleo, por lo menos así debe ser en teoría. Es una oportunidad para que un país anfitrión muestre sus mejores activos. Esa es la naturaleza del evento

Mario Augusto Beroes Ríos/Israel Internacional

Sin embargo la política, combinado con los conflictos, empaña el panorama festivo, y en este caso la sede le corresponde al Estado de Israel, por lo que hay un incremento en los problemas y tensiones, a pesar de que los organizadores han prometido un Festival de Eurovisión sin nada que lamentar o criticar.

Israel, que ya lo organiza por tercera vez y lo ganó el año pasado, no es el único país que ha tenido problemas de seguridad, ha sufrido críticas o recibido amenazas en los años que el concurso lleva realizándose

Cuando Gran Bretaña organizó el Festival de la Canción de Eurovisión en los años 70, 80 y 90, no mencionaron los problemas con Irlanda del Norte porque los británicos sabían cómo actuar según las reglas de Eurovisión. Incluso los tipos dudosos, como el actual líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, quien se encontraba entre los partidarios más abiertos del IRA, permanecieron en silencio durante Eurovisión, cuando la capital británica se inundó de turistas.

También hay neonazis que marchan en Finlandia y Suecia, pero, por supuesto, no aparecen en sus postales de video.

Así, cuando la ministra de Cultura y Deportes, Miri Regev, pensó que el prestigioso concurso de canto era una oportunidad para anotar algunos puntos políticos, le quedó claro que era una pérdida de tiempo. Para su crédito, se dio cuenta rápidamente de que Eurovisión es más grande que ella, y no hay necesidad de ninguna intervención gubernamental.

Para los turistas que inundan las calles de Tel Aviv, es una oportunidad de ver a Israel con sus propios ojos y no a través de los noticieros locales. Sí, este es un país caro, pero con restaurantes increíbles, vida nocturna rica y playas magníficas.

Los medios locales en los países de Eurovisión retratan a Israel a través de la lente de la ocupación. Esto es evidente en casi todas las encuestas realizadas en esos países, que exponen una visión negativa de Israel (debido a los medios sesgados y generalmente anti-Israel). Pero ahora es la oportunidad de la gente de ver a Israel de manera diferente.

Esta organización no cree que Israel sea un Estado democrático, ni les dice a los que se embarcan en sus viajes por la frontera con Gaza que Hamas apoya la destrucción del Estado judío, y que el grupo terrorista rechazó todas las propuestas razonables que se les hicieron, lo cual Habría resultado en el levantamiento del bloqueo de Gaza. Según “Rompiendo el Silencio”, Hamas es el héroe e Israel es el villano en este conflicto.

Israel es una democracia, donde es aceptable, e incluso alentado, criticar al gobierno. Es lamentable que, en lugar de permitir que este evento apolítico continúe sin interferencias, hay quienes insisten en aprovechar esta oportunidad para difundir propaganda anti-Israel.

A pesar de esto, Israel apuesta a un evento por todo lo alto, inclusive repetir el triunfo del año pasado con la polémica Netta Barzilai. Cuenta con el apoyo de la mediática Madonna, quien cantará dos temas en la final, cobrando una suma multimillonaria, más todas las exigencias que su «estatus» le permite. Habrá que esperar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here