Estancamiento político pone en peligro economía israelí

0
259

“La inestabilidad perjudica la calificación del país”, advierten las agencias especializadas de noticias al tocar el tema del estancamiento en la conformación de un nuevo gobierno

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Las organizaciones políticas y sus dirigentes parecieran no darse cuenta del daño que se hace a las instituciones y al país con largas disputas para estabilizar el sistema, y poder enrumbar todo el andamiaje, particularmente el económico.

Por ello cobra mucha fuerza el pronunciamiento del ministro de Finanzas de Israel, Moshe Kahlon, quien prometió que su ministerio estaba decidido a prevenir el deterioro de la economía de Israel en medio del actual estancamiento político.

“El sistema político ha dejado de funcionar desde diciembre de 2018, cuando se convocaron por primera vez las elecciones, lo que plantea grandes dificultades para hacer frente a los desafíos económicos”, dijo Kahlon en una conferencia de prensa junto a altos funcionarios del ministerio.

“El Ministerio de Hacienda, como ministerio que lidera la política económica y la estabilidad de la economía, está comprometido a prevenir el deterioro de la economía debido a la situación política”.

Kahlon, cuyo partido Kulanu se fusionó con el Likud del Primer Ministro Benjamin Netanyahu en mayo, citó las preocupaciones expresadas por las agencias de calificación extranjeras sobre el prolongado estancamiento político de Israel.

El mes pasado, Fitch Ratings afirmó la calificación de Israel en A+ con una perspectiva estable, pero citó la incapacidad del país para formar un gobierno después de las elecciones de abril como un impedimento para la adopción de medidas correctivas.

La agencia predijo que el déficit del presupuesto público se incrementaría hasta el 3,6% del PIB, en comparación con su objetivo del 2,9%.

“Las agencias internacionales de calificación que clasifican al Estado de Israel en los niveles más altos de calificación advierten que la inestabilidad política perjudicará su calificación”, dijo Kahlon. “Espero y deseo que se forme un gobierno lo antes posible, para que el sistema económico vuelva a funcionar a pleno rendimiento y se enfrente a los retos futuros”.

Kahlon también hizo hincapié en cuestiones como la asignación de presupuestos para educación, salud, bienestar y seguridad, así como para garantizar el crecimiento económico y reducir el déficit fiscal.

La negociación y aprobación de un nuevo presupuesto gubernamental será una de las primeras tareas a las que se enfrentará el próximo gobierno. El presupuesto bienal actual está previsto que dure hasta finales de año, y se prorrogará provisionalmente hasta 2020 sobre una base mensual renovable sobre la base de los acuerdos vigentes.

En caso de que se forme un gobierno en las próximas semanas o meses, se espera que se apruebe un presupuesto en torno a marzo de 2020.

Hay que frenar el déficit fiscal

Refiriéndose al creciente déficit fiscal, Kahlon dijo que Israel estaría en una posición económica diferente sin el doble período electoral y la consiguiente parálisis política, pero que el país se ha enfrentado a déficits mayores en el pasado.

“Cuando se termine el presupuesto para 2020, tenemos que mostrarle al mundo que el déficit está disminuyendo, y hacer correcciones”, dijo Kahlon.

“Tenemos que demostrar a las agencias de calificación crediticia que 2019 fue un año excepcional y que si no hubiéramos tenido las dos elecciones – y si hubiera una Knesset y hubiéramos podido hacer las correcciones necesarias – no hubiéramos estado en esta situación”.

Aumentar los impuestos es la “última cosa” que Israel necesita hacer, según Kahlon.

“He estado aquí durante cuatro años. Hemos reducido los impuestos por valor de decenas de miles de millones de shekels, y la economía ha crecido bien”, dijo.

A pesar de los recientes informes de los medios de comunicación de que Kahlon estaba considerando abandonar el Knesset tras las elecciones de la semana pasada, insistió en que continuaría en la política y lucharía por seguir siendo ministro de Finanzas.

“Tengo la intención de permanecer en la política y seguir siendo ministro de finanzas. El primer ministro sabe que deseo mucho el puesto”, dijo Kahlon.

“Hay limitaciones políticas aquí, pero, por lo que a mí respecta, estoy aquí para permanecer en el cargo de Ministro de Finanzas”.

Estabilizar el sistema político es urgente por ella la necesidad de formar de una vez el nuevo gabinete israelí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here