Estancamiento político podría extenderse hasta junio del 2020

0
205

El estancamiento político que se ha durante el  año, amenaza prolongarse por lo menos seis meses más

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

Ante la imposibilidad de encontrar una fórmula para formar gobierno, y pese a la realización de dos elecciones, la coalición centrista Azul y Blanco (Kajol Laván), de Beny Gantz y el partido Likud, del primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, presentaron un proyecto de ley que fija para el próximo 2 de marzo la casi segura tercera cita electoral en Israel, a menos de un día de que termine el plazo para desbloquear la situación política.

Se vence el plazo

Hoy miércoles, a medianoche, el Parlamento tiene la última oportunidad para formar Gobierno, después de que fracasara, primero Netanyahu y después su rival Gantz, y ninguno haya conseguido el apoyo necesario (61 de los 120 diputados de la Kneset) para postularse como candidato en un Ejecutivo de unidad.

Ante la falta de acuerdos, y si no hay un cambio de última hora, la Cámara se disolverá al acabarse el plazo e Israel se verá abocado automáticamente a las terceras elecciones en menos de un año, una situación sin precedentes en el país.

Incertidumbre ante nuevas elecciones

De cara a la convocatoria electoral, las encuestas del digital Walla y el Canal 12 no prevén que unos nuevos comicios -a los que la mayoría de la población se opone- rompan el estancamiento y garanticen una mayoría para formar coalición, ya que los resultados serían similares.

La propuesta de ley presentada hoy, redactada por diputados de Azul y Blanco y el Likud, se deberá votar mañana en cuatro lecturas. Según los reportes, se espera que las votaciones finales que marcarían la disolución definitiva del Parlamento y el fin de la legislatura sean hacia la medianoche.

Durante los últimos días, los reproches han sido la constante entre ambas formaciones. Gantz le reprocha a Netanyahu -a quien la Fiscalía acusado formalmente de cohecho, fraude y abuso de confianza en tres casos de corrupción- no haberse movido de su posición en las negociaciones para alcanzar un Ejecutivo unitario con rotación en la jefatura de gobierno, como propuso el presidente del Estado de Israel, Reuvén Rivlin.

Esta tarde, en un vídeo publicado en sus redes sociales, Gantz hizo un llamamiento a Netanyahu para que «anuncie que no se esconderá detrás de la inmunidad parlamentaria», que podría solicitar teniendo el cargo de primer ministro hasta el 1 de enero.

Aunque Netanyahu no ha declarado abiertamente que recurrirá a ello, este elemento y su insistencia en ser el primero en encabezar la jefatura de gobierno le han alejado de un acuerdo con Gantz, que hoy insistió en que «no debe hacer de la Knéset un refugio», y aseguró que aún hay tiempo «para encontrar una solución y formar gobierno».

«Te insto a que dejes de hacer maniobras», respondió Netanyahu a Gantz, a quien apeló de nuevo «a sentarse y discutir seriamente», a poco más de 24 horas de que termine el plazo, pero hoy Israel parece saber que irá a terceras elecciones.

Proyecto de ley

Legisladores de los dos principales partidos, Azul y Blanco (Kajol Laván) y Likud, presentaron un proyecto de ley para disolver la efímera Vigésima Segunda Knéset (Parlamento).

La legislación fija las próximas elecciones generales el 2 de marzo de 2020, empujando vergonzosamente a la ciudadanía a comicios por tercera vez en menos de un año. Las dos últimas elecciones fueron el 9 de abril y el 17 de septiembre.

Una nota publicada en www.aurora.com afirma que el proyecto de ley fue promovido por los diputados Avi Nissenkorn, Meir Cohen y Tzvi Hauser, del partido Azul y Blanco; y Miki Zohar y Shlomo Karai, del Likud.

Los legisladores comenzarán a discutir el proyecto de ley el miércoles por la tarde y lo votarán a medianoche.

Gantz instó a Netanyahu a prometer que no pedirá la inmunidad de cara a las imputaciones por corrupción que anunció días atrás el fiscal general, Avichai Mandelblit, asegurando que de esa manera allanaría el camino hacia la formación de un gobierno de unidad.

Sin embargo, el partido Likud rechazó la oferta de Gantz, afirmando que la capacidad de Netanyahu para pedir inmunidad es un derecho constitucional.

Al mismo tiempo, Netanyahu declaró que el Likud llevará a cabo elecciones primarias para elegir la dirección del partido, si se convoca a comicios generales. El anuncio implica que casi con seguridad Netanyahu competirá con el diputado Gideon Saar por la dirección del partido, su desafío más serio dentro de esta agrupación política en años.

Paralelamente, el número dos de Azul y Blanco, Yair Lapid, anunció que renunciará al acuerdo de rotación que selló con el líder del partido, Gantz, para aumentar las posibilidades electorales de la alianza política de cara a las probables elecciones del 2 de marzo.

“Si hay elecciones, hemos decidido que esta vez no habrá un acuerdo de rotación. Iremos juntos, todos nosotros, un Azul y Blanco grande y unido detrás de Benny Gantz, nuestro candidato a primer ministro”, subrayó Lapid en un encuentro partidario en la Knéset.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here