En Navidad Belén no tendrá peregrinos

0
138

Una ciudad que se ha visto realmente afectada por el coronavirus es Belén, situada a unos 9 kilómetros de Jerusalén, en los montes de Judea,  Cisjordania y aunque administrada desde 1995 por la Autoridad Palestina, es centro de veneración musulmanes, cristianos y judíos.

Redacción Israel Internacional.-

Para los cristianos tiene el significado, según los evangelios de Lucas y Mateo, de ser el lugar de nacimiento de Jesús de Nazaret. Para los judíos allí se venera la tumba de Raquel y es el lugar de nacimiento y coronación del Rey David. Ello lleva a la ciudad, durante la Navidad, a ser visitada por miles de turistas y peregrinos

El coronavirus lo cambió todo.

La Navidad se vivirá de manera diferente en Belén, duramente afectada por la pandemia de coronavirus, que este año no contará con turistas ni peregrinos.

La celebración cristiana por excelencia no será la misma: las iniciativas ponen límites a las presencias para evitar la propagación del virus, en aumento en los Territorios Palestinos como en otros sitios.

En la Plaza del Pesebre, el árbol de Navidad se encuentra frente a la Basílica de la Natividad (recientemente restaurada), y el pesebre da testimonio de la tradición, pero el clima no es decididamente el mismo de años anteriores, cuando ya desde varios días antes estos sitios simbólicos de Belén estaban repletos de personas procedentes de todo el mundo.

En las calles de la ciudad, las tiendas están cerradas en su mayor parte e incluso las idas y venidas en el zoco son cosa del pasado.

Los ritos iniciarán el 24, con la tradicional partida, a las 11, desde Jerusalén, del patriarca Pierbattista Pizzaballa: el primer alto será en el monasterio ortodoxo de Sant’Elia para un encuentro con una representación reducida de la parroquia de Beit Jala, cerca de Belén.

Luego, con la misma modalidad, el patriarca pasará por la Tumba de Raquel e ingresará a Belén, con el tradicional recibimiento de los Boy Scout al son de la gaita, del alcalde Anton Salma y de los representantes de las Iglesias ortodoxa y armenia. A la medianoche tendrá lugar la misa de la Vigilia en Santa Catalina, con distanciamiento social y uso de mascarillas.

Será una Navidad triste para la histórica Belén

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here