En Israel las cabras son «bomberos naturales»

0
348

A grandes males, grandes remedios. En el país, los problemas complejos requieren soluciones creativas. Ciudades locales ya previenen incendios forestales con la ayuda de simpáticos rebaños.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Se trata de un grupo de una 160 cabras, ovejas, vacas y camellos. Por más raro que el pastoreo ha sido nombrado en muchos estudios como una forma efectiva y ecológica de reducir el riesgo de grandes incendios.

En estos días, una nueva investigación local busca expandir y alentar el pastoreo de cabras en Israel ya que estos animales contribuyen a la prevención de incendios al comer el exceso de vegetación en zonas donde el crecimiento de las plantas es denso.

Las vacas y las ovejas también ayudan a reducir pero se alimentan principalmente de pastos mientras que las cabras prefieren comer arbustos y ramas bajas de los árboles. Incluso se paran sobre sus patas traseras para alcanzarlas.

Las cabras “bomberos naturales”

Cuando los arbustos y las ramas inferiores de los árboles son más delgados, es más difícil que un fuego encendido en el suelo se eleve hacia la copa de los árboles. En ese sentido, las cabras ayudan a prevenir una situación en la que las llamas alcanzan lo más alto de un árbol y se genere un pequeño incendio local con muchas probabilidades de convertirse en un peligroso siniestro forestal sin control que rápidamente consumiría cientos de hectáreas de bosques.

En el pasado, en Israel había un pastoreo generalizado de cabras. Esto se redujo de forma significativa tras la sanción de la Ley de Protección Fitosanitaria, ampliamente conocida como la «Ley de la Cabra Negra», llamada así por una raza común de caprinos vinculada a los beduinos del país.

Esta ley, promulgada en 1950 y ampliamente aplicada desde 1978, restringió el pastoreo de cabras, algo que llevó a una drástica disminución en el número de animales, sobre todo en el área de las montañas del Carmel. Mientras que en 1970 había unas 15.000 cabezas, en 2013 la cifra cayó a apenas 2.000.

Con los años se acumuló evidencia de los beneficios de la prevención de incendios forestales a través del pastoreo y así fue como la ley fue derogada en 2018. Pero el alcance del pastoreo en Israel todavía es limitado.

Más libertad, menos leche

De acuerdo con la nueva investigación, el pastoreo tiene beneficios para los agricultores. Uno de ellos es dar alimento gratis a los animales.

Sin embargo, para expandir la actividad hay que abordar varios problemas importantes, relacionados principalmente con el propósito agrícola central de la cría de cabras: la leche y sus derivados.

Cuando las cabras dependen de una dieta que se les da en un ambiente controlado como un cobertizo, los granjeros pueden elegir alimentos que aumenten la producción de leche. Las cabras que se alimentan libremente de los pastos tienden a producir menos leche.Por otro lado, para los animales de raza europea -muy extendida en todo el país- es difícil pastar bajo el clima y sobre el terreno de Israel. Así, tienen que ser criados en cobertizos.
Las cabras locales, bien adaptadas a la región, pueden no tener problemas para pastar, pero producen menos leche que sus parientes europeos.

Al margen de esto, esto tiene costos directos porque se necesita un pastor para acompañar al rebaño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here