«En España persiste el antiisraelismo en algunos sectores políticos»

0
221

Daniel Kutner embajador del Estado de Israel en el reino de España, considera que las relaciones entre los dos países seguirán profundizándose

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Quizás el mayor ejemplo de la evolución en las relaciones de Israel con algún país, debe tener a España como referencia obligatoria.

Tómese en cuenta que fue precisamente la salida de los judíos sefardí de España en 1492, coincidiendo con el primer viaje de Cristóbal Colón, marcó un hito en esas relaciones.

Por ello con verdadero respeto tomamos la entrevista que Esteban Villarejo le hace a Daniel Kutner, quien abandona la embajada de Israel en España, luego de cuatro años, para el diario ABC de España.

Transcribimos algunos fragmentos que nos parecen esenciales.

De relaciones claroscuras a básicamente buenas

—¿En qué estado se encuentran las relaciones entre España e Israel?

—Las relaciones son básicamente buenas. Compartimos una Historia común, que tuvo sus claroscuros, por la presencia judía en España hasta 1492. Para la historia del pueblo judío, Sefarad –nombre de España en hebreo– ha tenido una importancia muy grande. Por eso, la tragedia de la expulsión fue un trauma que influyó en la Historia de mi pueblo. Eso es lo que da una dimensión trascendental a la relación entre los dos países.

-Pero, básicamente, hemos reanudado relaciones diplomáticas hace 33 años y queremos encaminarlas hacia el futuro como dos países modernos, que tienen en común la visión de un mundo basado en la democracia representativa.

–En noviembre de 2017 el presidente de Israel, Reuven Rivlin, visitó España. ¿Se espera una próxima visita de Su Majestad el Rey a Israel?

–Se trabaja en ello. Hemos consultado ciertas posibilidades. La situación en España y en Israel, con un Gobierno en funciones en ambos países, ha complicado algo las cosas. No obstante, el presidente Rivlin ha invitado al Rey a participar en la celebración del aniversario del levantamiento del gueto de Varsovia a principios del año que viene. Veremos si se puede concretar.

–Ha habido un repunte del antisemitismo en ciertos países de Europa, como Francia. ¿Afecta a España?

–Por suerte la frecuencia de ataques que se ha visto en otros países europeos no la vemos aquí. Sin embargo, ha habido ciertos incidentes. En España, por razones históricas, uno siempre está en alerta por lo que pueda pasar.

–¿Es España un país antisemita?

–No diría que España es un país antisemita. Hay sectores donde todavía sobreviven prejuicios atávicos. Hay también un antiisraelismo extremo en ciertos sectores políticos.

La amistad como tema de consenso

–¿Le preocupa un futuro gobierno de coalición en el que esté Podemos?

–Aspiramos a que la amistad con Israel sea un tema de consenso entre todos los partidos políticos.

Participación de España en el sur del Líbano

–España participa con unos 600 militares en la misión de la ONU en el sur de Líbano (Finul) para estabilizar la frontera con Israel. ¿Qué valoración hace de esa misión?

–La situación del sur de Líbano es muy volátil. Hizbolá es una organización terrorista declarada por diversos países y organizaciones internacionales. Es un aliado fraternal del régimen de Irán, hasta el punto de que muchos libaneses sospechan de que actúa según intereses iraníes más que libaneses.

«Y ahora que la guerra civil en Siria parece que llega a su fin, el temor es que vuelvan esas huestes de Siria –fuerzas expedicionarias de Hizbolá–, para reforzar a otras fuerzas que se enfrentan a Israel. Están anunciando que estamos en la mira. También quieren extender el frente sobre Israel a la parte siria».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here