El Líbano está en problemas e Israel le tiende la mano

0
28

El país vecino de Israel en el norte atraviesa graves problemas sociales y económicos y si bien ambas naciones comparten características y complejidades de sus muy diversas poblaciones, las divisiones políticas debidas al secuestro de la política libanesa por parte de la organización terrorista Hezbolá dificulta las relaciones.

Redacción Israel Internacional.-

En el Líbano están en medio de una crisis sin precedentes: los tipos de cambio de divisas alcanzan mínimos nunca vistos, los libaneses pierden dinero en sus cuentas. Los precios de la gasolina son muy altos, hay escasez en los supermercados.

El calor del verano no facilita las cosas. La violencia y el crimen aumentan. Y, además, no hay gobierno. El primer ministro interino Saad Hariri no logra crear una coalición efectiva.

“Las condiciones socioeconómicas cada vez más extremas ponen en riesgo fallas nacionales sistémicas con efectos regionales y potencialmente globales”, dijo el Banco Mundial en un informe el mes pasado sobre El Líbano.

El 77% de los hogares libaneses no tienen suficiente dinero para comprar alimentos, según UNICEF.

 La oferta israelí

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, esribió el domingo en su cuenta de Twitter: “Como israelí, como judío y como ser humano, me duele el corazón al ver las imágenes de personas hambrientas en las calles de El Líbano.

“Israel ha ofrecido ayuda a El Líbano en el pasado y hoy también estamos listos para actuar y animar a otros países para que lo hagan también y lo ayuden a florecer de nuevo y salir de su estado de crisis”, agregó.

Al día siguiente mandó una propuesta formal al cuerpo pacificador de la ONU en la región, UNIFIL.

Lo más probable es que la respuesta del gobierno libanés sea negativa también en esta ocasión.

A pesar de Hezbolá

Israel y El Líbano han estado cercanos el uno del otro en el pasado; las poblaciones judías, chiíes, sunitas, drusas, maronitas, armenias y griego católicas comparten pasado y experiencias comunes.

El peligroso grupo terrorista chiita Hezbolá no siempre rigió en El Líbano. Ahora lo hace y amenaza constantemente con destruir a Israel, y también la población libanesa sufre grandemente por su penetración.

Sin embargo que los países de la región se ayuden los unos a los otros, también en tiempos de paz aunque sean formalmente enemigos, como es el caso, podría ser el comienzo de una realidad distinta y próspera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here