Elías Cohen: «Estado y religión deben estar separadas para evitar que crezcan las tensiones»

0
236

Por la seriedad en el análisis y por lo acertado que se presenta al examinar los asuntos relevantes de la realidad de Israel, transcribimos fragmentos dela entrevista que le hace Edy Junovich, al escritor español Elías Cohen. “Sueños de Nación” y que publicó Aurora de Israel.

Israel Internacional

El escritor nacido en Málaga, España, presentó su primera novela de ficción que describe a Israel como una teocracia gobernada por el sector religioso tras una devastadora guerra civil. Se sitúa en el año 2060 y trata la resolución de un asesinato en una sociedad donde no existe la privacidad y en donde todo lo hacen los robots.

En su libro el Estado Judío, Theodor Herzl futuriza un Estado judío teocrático. En tu novela también lo consideras. ¿Cómo llegaste a esta idea?  ¿Por qué crees que Israel se encamina a una teocracia?

-Precisamente, desde que leí el Estado judío de Herzl, la idea siempre me rondó la cabeza. El asunto del statu quo alcanzado por el rabino Karelitz y David Ben Gurion también ha sido un asunto de gran interés para mi. Sin embargo, los principales catalizadores han sido los informes que publican diversos think tanks (tanque de pensamiento) sobre el crecimiento de la población ultraortodoxa, así como el poder creciente de los partidos ultraortodoxos.

«No tengo una bola de cristal, mi novela Sueños de Nación es ficción. Ahora bien, si no se acomete una separación entre Religión y Estado, al estilo europeo, las tensiones seguirán creciendo y pueden ser realmente graves».

En medio de las formaciones del próximo gobierno, ¿qué consideras que sucederá? ¿Será positivo para el Estado de Israel?

-Los escenarios siguen siendo diversos y ninguno es concluyente. Podemos ir a cuartas elecciones, a un gobierno de concentración o a un gobierno en minoría de Azul y Blanco.

-Que las instituciones resistan a la incertidumbre que generan otros agentes sociales y políticos, no es un hecho negativo, pone la democracia a prueba y la supera. Ahora bien, si se prolonga la situación de interinidad del gobierno, el desgaste de las instituciones y de las estructuras del país puede ser considerable. Es necesario un gobierno, que gestione, que tome nuevas iniciativas y que lidere.

«No obstante, ante la crisis mundial, sin precedentes, que todo el mundo padece debido a la pandemia del coronavirus, en la que Israel ha tomado desde el principio medidas eficaces y preventivas, deja la situación en el aire y, quizás, lo más conveniente es un gobierno de concentración que ataje la amenaza».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here