Palestinismo se construye sobre mentiras y destrucción

0
147

Nunca ha existido un pueblo «palestino» de origen árabe, los palestinos nacieron súbitamente hace pocas décadas como producto de la metamorfosis y como carne de cañón del panislamismo y del panarabismo.

Eduard Yitzhak/Israel Internacional.-

La Autoridad Palestina, el gobierno de la comunidad árabe que procede de la expansión del Islam, en los últimos meses ha destruido intencionalmente el altar construido por Josué en el monte Ebal después que la nación israelita cruzase el río Jordán hacia Eretz Israel, de acuerdo con las instrucciones de Moisés en Deuteronomio 27: 2-7.

«Y el día que pases el Jordán a la tierra que el Eterno tu Dios te da, levantarás piedras grandes, y las revocarás con cal; y escribirás en ellas todas las palabras de esta ley, cuando hayas pasado para entrar en la tierra que Jehová tu Dios te da, tierra que fluye leche y miel, como el Altísimo  el Dios de tus padres te ha dicho. Cuando, pues, hayas pasado el Jordán, levantarás estas piedras que Yo os mando hoy, en el monte Ebal, y las revocarás con cal;  y edificarás allí un altar al Eterno tu Dios, altar de piedras; no alzarás sobre ellas instrumento de hierro. De piedras enteras edificarás el altar del Eterno tu Dios, y ofrecerás sobre él holocausto al Eterno tu Dios; y sacrificarás ofrendas de paz, y comerás allí, y te alegrarás delante del Eterno tu Dios.

La Autoridad Palestina destruyó y causó daños importantes intencionalmente el sitio de la era bíblica, moliendo en grava las piedras que formaban el altar como parte de un plan para pavimentar una nueva carretera cerca de la ciudad de Siquem.

La Autoridad Palestina quiere borrar todo resto arqueológico que demuestra que el pueblo de Israel ha estado en la Tierra de Israel miles de años antes de la conquista yihadista del Islam.

Aunque el nombre de Josué no se menciona por su nombre en el Corán, pero su nombre aparece en otra literatura islámica. En el relato coránico de la conquista de Canaán, se hace referencia a Josué y Caleb, pero no se los nombra, como dos «hombres temerosos de Alá», a quienes Alá «había otorgado Su gracia».

Dijeron: «Moisés, hay un pueblo temible en esta tierra. No iremos allí hasta que se vayan. Si se van, entraremos nosotros». Sin embargo, los dos hombres que Alá había bendecido entre los que tenían miedo dijeron: «Entren por la puerta y cuando entren, los vencerán. Si son verdaderos creyentes, confíen en Alá. -  Corán, sura 5 ( Al-Ma’ida ), aleya 22-23,

Pero gracias al grupo israelí Shomrim Al Hanetzch (Guardianes de la Eternidad), dedicado a preservar la arqueología, la historia y el patrimonio judíos en Judea y Samaria (mal nombrados como Cisjordania), encontró un video publicado por el municipio de Asira ash-Shamaliya en Facebook que mostraba que la Autoridad Palestina había estado llevando a cabo fuertes trabajaos (destructivos) en el sitio en las últimas semanas, causando daños importantes.

El daño físico al sitio es una extensión directa de la política de la Autoridad Palestina durante los años de erradicar los restos de la histórica presencia judía en Judea y Samaria. Según la Autoridad Palestina, identificar el sitio como un antiguo altar israelita es una falsificación de la historia «palestina» del lugar y constituye un uso falso de la arqueología por parte de Israel para apoderarse del área, lo cual están actuando para prevenir.

El jefe del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan, hizo un llamamiento urgente al comando de las Fuerzas de Defensa de Israel en el área exigiendo que se resuelva el problema y que se detenga inmediatamente la destrucción.

«Esta es una continuación directa y desafortunada del desprecio de todos los interesados ​​con respecto a los sitios históricos del pueblo judío y el Estado de Israel», acusó Dagan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here