El Mar Muerto: ni es mar, ni está muerto

0
2015

En hebreo se le llama Yam Hamelaj, en español, es más bien conocido como el mar muerto.

Mario Beroes/Israel Internacional

Cosa extraña, pues el famoso mar muerto no es un mar. Es, más bien, un lago, un inmenso lago que por su gran extensión ha recibido el nombre de mar.

El Mar Muerto, ese lago hipersalino aislado de las aguas oceánicas del Mar Mediterráneo, se está volviendo cada vez más salado a pesar de que ya lo es casi 10 veces más que el agua de mar. Y los científicos no han entendido hasta ahora los enigmáticos cristales de sal que se acaban formando.

Estos cristales han confundido a los investigadores. Y es que después de que el agua dulce comenzó a desviarse, observaron que los cristales de sal se estaban precipitando fuera de la capa superior del agua, casi como si estuvieran nevando a través del agua y acumulándose en el fondo del lago.

Anteriormente, las aguas dulces del río Jordán alimentaban el Mar Muerto, pero en las últimas décadas se desviaron para otros fines en la región, como la agricultura, la minería y el agua potable. Por tanto, aquella agua dulce ya no entraba y el contenido de agua salada del Mar Muerto se evaporaba lentamente dejando a su paso los cristales de sal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here