Deni Avdija: del Maccabi-Tel-Aviv a los Washington Wizards en laNBA

0
161

Su nombre: Deni Avdija. Un chico de 19 años elegido el mes pasado en el noveno puesto en el draft de la NBA, realizado este año por videoconferencia a causa de la pandemia de Covid-19.

Redacción Israel Internacional.-

Nunca antes un israelí había estado tan arriba en el draft de la NBA. Y apenas un mes después de su selección, Avdija tiene ante sí la oportunidad para mostrar su muñeca y hacer rechinar sus zapatillas sobre el parqué norteamericano.

El primer éxito de Israel en básquet se remonta a 1977, con la victoria del Maccabi Tel-Aviv en la Copa de Europa, en un partido de tal trascendencia en la época que llevó al primer ministro Yitzhak Rabin a retrasar su discurso de dimisión.

En aquella época el club israelí estaba plagado de jugadores estadounidenses. Desde entonces, la popularidad del básquet no ha hecho más que acrecentarse en Israel, que ve ahora a uno de sus hijos iniciar su recorrido hacia el estrellato con los Washington Wizards en la NBA.

‘Muy alto nivel’ 

Nacido en el kibutz de Beit Zera, junto al Mar de Galilea, Avdija no es el primer israelí en la NBA, un honor que pertenece a Omri Casspi, quien debutó en 2009 con los Sacramento Kings y jugó una década en el campeonato más prestigioso del mundo, con una media de 7,9 puntos por partido.

Pero Deni Avdija es el primero que aspira realmente a la categoría de ‘estrella de la NBA’. «Es uno de los mejores jugadores de su grupo de edad», apunta Brad Greenberg, antiguo entrenador de los New York Knicks y de Los Angeles Clippers, en la NBA, y que en la actualidad trabaja para el club israelí Nes Ziona.

Avdija «cuenta con el potencial para jugar a un muy alto nivel», dice a la AFP esta voz autorizada del básquet, quien fichó a la estrella Allen Iverson en su paso por Philadelphia 76ers.

«Deni es especial», afirma Oded Kattash, uno de los mejores jugadores de la joven historia del básquet israelí, ahora entrenador del Hapoel Jerusalem, de la primera división local.

«Que hubiera crecido en Serbia, en Croacia, en Alemania, en Estados Unidos o en Israel, eso no habría cambiado nada, habría tenido el mismo éxito», señaló sobre el talento de Avdija.

Este diamante en bruto logró pulirse en Israel, algo que ya lo diferencia de sus predecesores.

«Hace apenas cinco o seis años, la gente decía que los jóvenes jugadores israelíes eran perezosos y consentidos. Pero las cosas han mejorado mucho (…) Numerosos clubes invierten y prestan ahora atención al desarrollo de los jóvenes jugadores», dice a la AFP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here