Demolición de la verdad

0
190

Ilhan Omar, miembro de lo que se conoce como “el escuadrón”, un segmento progresista dentro del partido demócrata en el Congreso, quien hace comparsa con las representantes Rashida Tlaib, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley, mantiene su escaño en la Cámara de Representantes de EEUU, al haber sido reelecta por un 64% de la votación.

Beatriz de Rittigstein/Israel Internacional.-

Empoderada por el triunfo, Omar reaccionó en su cuenta de Twitter a una falsa noticia de AFP, la cual acusó a Israel de haber demolido estructuras construidas en Khirbet Humsah, sector ubicado en el Valle del Jordán, y llamó a desfinanciar a Israel.

Omar escribió: “Esto es un grave crimen, en violación directa del derecho internacional. Si utilizaron cualquier equipo de EEUU también viola la ley de EEUU. Una comunidad entera está ahora sin hogar. EEUU no deberían financiar la limpieza étnica”.

Sin embargo, el Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios (Cogat) confirmó que el gobierno israelí retiró 7 carpas que habían sido levantadas ilegalmente en un área declarada de entrenamiento militar en 1972. La ley israelí prohíbe la expulsión de residentes permanentes de una zona de fuego, pero el Tribunal Superior dictaminó que los afectados no vivían en la zona, se trata de beduinos que pretendieron usar la zona para el pastoreo, no tienen arraigo ni son propietarios.

De hecho, no se puede hablar de “demolición”, pues los intrusos no construyeron ninguna edificación, sólo un rudimentario campamento. No obstante, Amnistía Internacional y medios como CNN y BBC, retorcieron la realidad al afirmar que fue “una gran demolición”, pero hacen poco énfasis ante verdaderos casos de limpieza étnica y de abusos contra los derechos humanos, como los uigures (musulmanes) en China o en la provincia de Idlib, en Siria, demostrando una vez más que miden con un doble rasero en su empeño de deslegitimar al Estado judío.

En su período inicial, Ilhan Omar escandalizó con conjeturas estigmatizantes; todo indica que en esta segunda edición continuará por ese calamitoso rumbo y será peor aún, debido a su experiencia manejando el poder. Está por verse si se le seguirá permitiendo manifestaciones antisemitas o, de alguna manera, se le impedirá que prosiga con el sesgo arbitrario con el que agrede al pueblo judío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here