Personal médico que rechazó vacuna contrae COVID-19

0
125
Sheba Medical staff members receive the second round of the Covid-19 vaccine, at the Sheba Medical Center Tel haShomer) outside of Tel Aviv, on January 10, 2021 as Israel launches its 2nd-dose drive. Photo by Miriam Alster/Flash90 *** Local Caption *** נגיף הקורונה קורונה חיסון שיבא פייזר בית חולים תל השומר חיסון שני

Según un informe de Channel 12 News, solo un 70% a 90% del personal médico en Israel se han vacunado contra el coronavirus. En promedio, es más probable que los médicos tomen las vacunas que otros trabajadores médicos, como las enfermeras.

Redacción Israel Internacional.-

El Centro Médico Sheba en Ramat Gan, el hospital más grande de Israel, ha visto recientemente a 11 médicos y a otros 55 trabajadores no vacunados infectados con el coronavirus. Otros hospitales registraron cifras de infección más pequeñas, pero significativas.

Shaare Zedek en Jerusalén y Hillel Yaffe en Haifa tenían cada uno 18 miembros del personal médico que dieron positivo; Asuta en Ashdod tenía 17, cuatro de ellos médicos; y el Centro Médico Galilee, en la ciudad norteña de Nahariya, dieron positivo en 13 de sus empleados no vacunados. En total, 164 miembros del personal médico no vacunado se infectaron recientemente.

The Times of Israel informó, tomando la nota del canal televisivo, que el gobierno planea hacer que la vacunación sea obligatoria para los sanitarios en Israel, con la alternativa de realizar pruebas constantes.

El gobierno ha visto señales de que mucha gente del público en general también dudan en vacunar y ha estado realizando planes que incentiven a quienes reciben las vacunas. Según otros informes del miércoles, el ministro de Salud, Yuli Edelstein, promoverá una legislación destinada a reducir el número de personas no vacunadas en los lugares de trabajo públicos al permitir trabajar solo a los trabajadores que hayan sido vacunados, o se hayan recuperado del coronavirus o hayan dado negativo recientemente.

Según un informe del sitio de noticias Ynet, la legislación se promoverá en los próximos días y tiene como objetivo centrarse inicialmente en el personal docente que se niega a vacunarse, mientras los niños regresan a las aulas de todo el país.

La ley incluirá “restricción de ingreso a la empresa por parte de un empleado que no esté recuperado [del virus] o vacunado, o que no presente un resultado negativo en el lugar de trabajo, en el lugar y horario que determine la normativa”.

El informe dijo que la legislación estaría inicialmente dirigida al personal docente, personal médico y policías, pero que el proyecto de ley incluirá la frase que la reglamentación “se determinará teniendo debidamente en cuenta el alcance de las personas que entren en contacto con el empleado, sus características, la naturaleza del negocio y la ocupación, así como tener en cuenta a quienes tienen una justificación médica para no estar vacunados ”.

El informe no brindó detalles sobre las sanciones a las que se podrían enfrentar quienes se niegan a vacunarse o hacerse la prueba, ni sobre quién pagaría las pruebas para quienes aún se niegan a recibir las inyecciones y con qué frecuencia se las requeriría. En el pasado, Edelstein ha dicho que los maestros tendrían que pagar sus propias pruebas si no se vacunan. Es probable que se requieran pruebas cada 48 a 72 horas.

Se espera que la propuesta de obligar a algunos trabajadores a vacunarse enfrente la oposición generalizada de los sindicatos y las organizaciones de derechos civiles del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here