Culmina plazo a judíos sefardíes para obtener nacionalidad española

0
369

Un total de 50.000 personas han presentado su petición en el último mes de vigencia de la ley de 2015. Hoy se cierra el plazo y la cifra supera las 100.000 peticiones

Apolinar Martínez/Israel Internacional

De una trascendencia de reivindicación histórica resultó la Ley de descendientes de judíos sefardíes, y con la cual se llenó el vacío existente por la expulsión de esta comunidad en 1492 por los reyes católicos.

El plazo que vence hoy  ha producido en el último mes una auténtica avalancha de solicitudes, hasta 5.000 en un día. Tras cuatro años en vigor, este lunes concluye el plazo improrrogable para que los descendientes de los judíos expulsados de Sefarad (España) en 1492 pidan ser españoles.

Hasta el 31 de agosto, lo habían hecho 60.226, pero en septiembre se han presentado otras 50.000 solicitudes. En total, serán más de 100.000 procedentes de más de 60 países.

Requisitos para acreditarse

Para ser acreedores de la nacionalidad a través de esta ley, los descendientes de judíos sefaradíes deberán acreditar con árboles genealógicos y otros documentos que sus apellidos proceden de aquellos judíos expulsados del territorio de Castilla, pues España no existía entonces como entidad nacional. Este trámite no resulta sencillo, pues implica reunir los siguientes requisitos:

1.  Certificado para la obtención de la nacionalidad, expedido por el presidente de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España. El trámite tiene un precio de unos 60 euros.

2.  Certificado expedido por el presidente, cargo análogo o rabino de la comunidad judía de la zona de residencia o ciudad natal del interesado.

3.  La segunda posibilidad es tener un certificado del presidente de la comunidad judía de la zona de residencia o ciudad natal del interesado

4.  La acreditación del uso como idioma familiar del ladino o haquetía. “El tercer documento válido para probar esto es contar con un certificado de la autoridad rabínica del país de residencia”, dice la ley.

5.  Ketubah o contrato matrimonial judío, en el que conste la celebración del matrimonio según las tradiciones de Castilla: “La cuarta prueba de descendencia es una partida de nacimiento o la ketubaho certificado matrimonial, con el que se de fe de su celebración según las tradiciones de Castilla.”

6.  Informe motivado que acredite la pertenencia al linaje sefardí de los apellidos del solicitante: “Deberá presentarse “informe de una entidad de competencia suficiente, que acredite la pertenencia de los apellidos del solicitante al linaje sefardí de origen español”

7.  Cualquier otra circunstancia que demuestre fehacientemente su condición de sefardí originario de España.

 Hoy se conocerá en definitiva cuando judíos podrán desde mañana ser españoles en toda la extensión de la palabra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here