Conociendo al Padre Desbois

0
365

El pasado noviembre tuve la oportunidad de asistir a una conferencia presentada por el Padre Patrick Desbois en la Universidad de Miami Hillel. Para aquellos de ustedes que no lo conocen, el Padre Desbois es un reconocido investigador del Holocausto y genocidio y el fundador y presidente de Yahad In Unum (Juntos en uno, en hebreo y latín) desde 2004.

Golda Retchkiman/Israel Internacional

Esta organización humanitaria fue creada con el objetivo de identificando y conmemorando los sitios de ejecuciones masivas judías y romaníes por unidades de asesinato nazis y sus colaboradores, en Europa del Este durante la Segunda Guerra Mundial.

Junto con su equipo, el Padre Desbois ha presentado pruebas del Holocausto que tuvo lugar en Bielorrusia, Lituania, Moldavia, Polonia, Rumania, Rusia y Ucrania, conocido como «Holocausto por balas», al documentar los testimonios de miles de testigos e identificar la ejecución. sitios y fosas comunes.

En esa conferencia, ya que tuvo lugar pocos días después del tiroteo masivo en la Congregación del Árbol de la Vida, una sinagoga en el área de Pittsburg, habló sobre el alarmante resurgimiento de las tendencias antisemitas en todo el mundo.

El padre Desbois expresó su preocupación al afirmar que la ideología del odio, que se desarrolla tanto en las redes sociales como en las calles, no distingue los límites ni respeta los lugares sagrados. Por lo tanto, agregó, «mientras que la ignorancia es fatal, la educación es crucial para que las personas tomen conciencia de la importancia de cultivar la tolerancia, el respeto y la inclusión».

Luego, el Padre Desbois habló sobre su último trabajo que trata sobre el Genocidio Yazidi. Sobre este asunto, Yachad In Unum ha estado entrevistando a sobrevivientes de las masacres de Yazidi en el norte de Irak a manos de ISIS.

Concluyó afirmando que al exponer estos crímenes atroces contra la humanidad, él y su organización están tratando de difundir la conciencia universal de la necesidad de reconocer y denunciar el continuo contagio del genocidio global.

Además, en esa conferencia, tuve la oportunidad de hablar con su director ejecutivo, Marco González, quien nació en Guatemala. Me dijo que hace tres años, Yachad In Unum fundó El Museo del Holocausto en Guatemala, que es el primer Museo del Holocausto de América Central que enseña a los guatemaltecos sobre las atrocidades cometidas durante el Holocausto y capacita a cientos de educadores cada año.

Como me dijo el Sr. González, el museo hizo parte de su misión enseñar a las personas sobre otros asesinatos en masa, incluidos los de su Guatemala natal. Durante la década de 1980, este país sufrió un genocidio propio cuando el gobierno mató a unas 200,000 personas, en su mayoría civiles mayas.

Por último, pero no menos importante, me gustaría compartir una historia personal. Hace unos meses, mientras leía sobre algunos de los últimos descubrimientos que Yachad In Unum ha hecho, los escribí para preguntarles si tenían alguna información sobre Olezsyce, un pequeño pueblo en el Voivodato de Subcarpacia, que era parte de Galicia, y el lugar donde nació mi abuela materna «Bubbie».

Ella se mudó a México a principios de la década de 1930, antes del estallido de la guerra. Teníamos una relación muy estrecha, ella era la típica «Yiddishe momme», y solía pasar horas con ella contándome sobre su vida de niña y mostrándome fotos y cartas que tenía de su familia. Solía ​​ponerse muy triste porque sabía que todos habían muerto.

Por supuesto, no sabía cuándo ni cómo, pero siempre dijo que habían perecido en Auschwitz. Gracias a Yachad en Unum, descubrí más sobre el destino de los 2.000 judíos que vivieron en Olezsyce durante la guerra y, aunque nunca sepa exactamente dónde y cómo murieron, ahora tengo una mejor idea que me ha dado el cierre , y por eso, siempre les estaré agradecido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here