Con una enorme incertidumbre comenzó a funcionar la Knsét

0
348

Los parlamentarios se juramentaron en medio de preguntas y dudas sobre si será por corto plazo

Apolinar Martínez-Mario BeroesIsrael Internacional

Mientras proseguía el Fiscal General recibiendo los alegatos del primer ministro Benjamín Netanyahu, quienes sostienen la tesis de la inocencia en los cargos que se le hacen por corrupción, la formación del nuevo gabinete sigue en el limbo.

Como es del conocimiento general, pese a haber recibido un representante menos que líder del partido Azul y Blanco, Netanyahu recibió el encargo del presidente Reuvén Riblin para intentar formar un gabinete. Todas las gestiones de Netanyahu han sido inútiles, mientras se ha iniciado por parte del Fiscal General las diligencias que determinarán si se le hace juicio o queda probadamente inocente.

Entretanto el Parlamento o Knéset , comenzó a andar sin tener claro cuál será su destino

El deseo del presidente Rivlin

«Formar un Gobierno no es solo el deseo del pueblo. Más que nunca, en tiempos como estos, es una necesidad económica y de seguridad que no conocía desde hace muchos años», llamó la atención a los diputados el presidente del país, Reuvén Rivlin, antes de que estos prestaran juramento.

Pero el asunto es complicado porque la propia legalidad del Knéset depende que pueda integrarse el nuevo gabinete. De no lograrse tendría que llamarse a una tercera elección en el año, lo que tiene incidencias muy graves en la vida de Israel, tanto desde el punto de vista económico como en la vida de las instituciones.

Incertidumbre en el Knesset

 A pesar de que todavía el gobierno israelí no se ha conformado, los legisladores israelíes prestaron juramento en el nuevo Parlamento o Knesset, sin que se haya formado un nuevo gobierno debido a que los cerrados resultados en las elecciones repetidas del país provocaron un estancamiento político.

La ceremonia, que marcó la apertura del 22° Knesset de Israel, empezó con un discurso del presidente israelí, Reuven Rivlin, ante los 120 miembros recién elegidos del Knesset.

El presidente instó al derechista partido Likud y al centrista Azul y Blanco formar un amplio gobierno de unidad después de que concluyeran las elecciones repetidas sin resultados concluyentes, lo que significa que ninguno de los partidos ganó los votos suficientes para formar un gobierno, según un cable de la agencia china Xinhua.

Los 13 legisladores recién elegidos de la Lista Conjunta Arabe-Judía no asistieron a la ceremonia en protesta por la ola de violencia en comunidades árabes.

La Lista, que es el tercer mayor partido político de Israel, dijo que la acción es parte de una huelga general de un día en las comunidades árabes para instar a las autoridades israelíes a actuar contra la violencia.

Las elecciones del 17 de septiembre fueron la segunda ocasión en que los israelíes emitieron sus votos en cinco meses.

Benny Gantz, ex jefe militar de Israel, y su partido Azul y Blanco ganaron 33 escaños, mientras que el Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu ganó 32 escaños.

Los esfuerzos para formar un nuevo gobierno están llevándose a cabo cuando Netanyahu está involucrado en luchas legales que amenazan con poner fin a su largo periodo en el poder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here