Cómo se negoció (y logró) el alto al fuego entre Israel y Hamas

0
71

Aunque se detuvieron las operaciones militares, la amenaza de nuevos enfrentamientos se mantiene, cuestión que siempre estálaatente en el Medio Oriente.

Después de 12 días de intercambio de fuego; 230 muertos y 1.730 palestinos heridos, Israel, con apenas 12 fallecidos, y Hamas acordaron una tregua. Una iniciativa de Egipto, con el firme apoyo de la administración Biden y otros países, logró un necesitado cese al fuego.

La oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, confirmó que su gabinete de seguridad acordó «aceptar la iniciativa egipcia de un alto el fuego mutuo sin condiciones».

Un vocero del grupo terrorista Hamas también confirmó la tregua que entró en vigor a las 2:00 a.m. hora de Israel (7:00pm horade Venezuela), del 21 de mayo.

Biden mantendrá las sanciones y la máxima presión sobre MaduroToda la semana, la Casa Blanca estuvo presionando a Israel por esa salida. Al mismo tiempo, el secretario general de la ONU, António Guterres, se comunicaba intensamente con las dos partes. Declaraba que no había justificación para que «las partes en conflicto abdiquen sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario».

Durante el conflicto, Hamas disparó miles de cohetes contra áreas civiles israelíes a partir del 10 de mayo. Israel respondió con cientos de ataques aéreos y varios ataques terrestres.

Hamas, que es gobierno en la zona, no separa los números en civiles y combatientes. Pero tanto ese grupo como su socio la Jihad Islámica declararon que al menos 20 de sus miembros murieron.

Los números israelíes

Las cifras que maneja Israel sobre esas bajas de los dos grupos terroristas son sustancialmente más altas. El Gobierno israelí dice que sus ataques mataron a más de 200 militantes. Entre ellos, había 25 altos comandantes, aseguran.

En Israel, 12 personas murieron durante los conflictos. Ente ellos, un soldado. Eso a pesar de que cerca de 3.500 cohetes fueron lanzados contra el país, la mayoría desde Gaza.
El ejército dijo que un misil antitanque disparado desde Gaza alcanzó un autobús vacío cerca de la frontera el 20 de mayo. En el suceso salió herido levemente a un soldado israelí.

En Gaza, empleados gubernamentales iniciaron labores de limpieza tras días de recibir intensos ataques por parte de fuerzas militares israelíes

Tensa calma

Luego de que se conociera el alto al fuego, en el territorio de Gaza hubo expresiones de celebración. El grupo militante islámico Hamas considera que el alto al fuego es un triunfo. Sin embargo, Israel prometió retribuir con mas severidad cualquier otra hostilidad.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió contra nuevos ataques y dijo: «Si Hamas cree que toleraremos una llovizna de cohetes, está mal». Prometió responder con «un nuevo nivel de fuerza» contra la agresión en cualquier lugar de Israel.
El líder israelí recibió críticas internas del ala más dura de su partido, Likud, por poner fin a la ofensiva prematuramente. Sin embargo, Netanyahu también consideró las operaciones como un éxito. Dijo que las fuerzas israelíes habían causado «el máximo daño a Hamas con un mínimo de bajas en Israel».
La tregua se enfrentó a una prueba temprana cuando estallaron enfrentamientos entre manifestantes palestinos y la policía israelí.
Los hechos ocurrieron después de las oraciones del viernes en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén. El lugar es sagrado para judíos y musulmanes. No estaba claro qué provocó la violencia.

El rol de Biden

Mientras se negociaba la paz, Biden mantuvo constante comunicación con Netanyahu. El presidente estadounidense presionó y siguió de cerca el progreso del acuerdo de cese al fuego. Sin embargo, se mantuvo cauteloso hasta el final.

Desde la Casa Blanca se hicieron contactos de última hora con Tel Aviv y El Cairo para saber si la tregua se mantendría. A los funcionarios de EEUU e Israel les preocupaba que otro aluvión de cohetes de Hamas aún pudiera hundir el acuerdo negociado por Egipto.

Las conversaciones de Biden y Netanyahu fueron solo una pequeña muestra de la frenética diplomacia que llevó a cabo la Casa Blanca. El presidente y sus asesores principales tuvieron más de 80 interacciones, por teléfono o en persona, mientras buscaba un final de la lucha, según la Casa Blanca.

El discurso de Biden celebrando el alto se produjo justo a tiempo para las transmisiones de noticias de la noche. Reiteró su creencia de que Israel tiene derecho a defenderse, expresó sus condolencias por los civiles palestinos que murieron en el bombardeo israelí. También, prometió que la ayuda humanitaria a la Franja de Gaza estaba en camino.

Afloran divisiones entre los demócratas

En Estados Unidos, Biden enfrenta cuestionamientos desde su propio partido. El martes, mientras estaba en Michigan para visitar una instalación del fabricante de automóviles Ford, la representante demócrata Rashida Tlaib se enfrentó a Biden. Le exigió que hablara enérgicamente contra los ataques israelíes.

También esta semana, el senador Bernie Sanders y la representante Alexandria Ocasio-Cortez presentaron resoluciones para bloquear la venta de $ 735 millones en armamento militar a Israel. La venta ya había sido aprobada por la administración Biden.

«Esperemos que se mantenga el alto el fuego en Gaza», tuiteó Sanders el jueves por la noche. «Pero eso no es suficiente. Nuestro trabajo ahora es apoyar la ayuda humanitaria y de reconstrucción que se necesita desesperadamente para el pueblo de Gaza, y encontrar la manera de finalmente llevar la paz a la región».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here