China compara restricciones por el coronavirus con el Holocausto

0
253

El crecimiento  en China del coronavirus en China, con un número de muertes que ya supera los trescientos, comienza a crear problemas que van más allá de la simple relación sanitaria, si no se manejan las declaraciones  con prudencia.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Es el caso de la embajada de China en Israel, que al referirse a la prohibición de este país de admitir a ningún extranjero que proceda de la nación asiática, por temor al contagio de la enfermedad del momento, dio una declaraciones destempladas que comparaban,  o así fue interpretado en Israel, con el Holocausto. Tras la protesta israelí hubo una disculpa china.

La prohibición de Israel

El ministro del Interior, Aryeh Deri, emitió un decreto que prohíbe a los extranjeros, que recientemente han estado en China ingresar a Israel, ya sea por mar o tierra, en tanto que aumenta la cifra mundial de víctimas fatales afectadas por el coronavirus.

La prohibición se extiende a todo aquel que haya visitado China en las últimas dos semanas y no sea ciudadano israelí ni tenga residencia permanente en el país. La prohibición no afecta a quienes tengan un pasaje de vuelo desde Israel seis horas después de haber ingresado al país.

El ministro Deri explicó que cumple las recomendaciones del ministro de Salud, Yaakov Litzman, quien anunció que no se permitirán los vuelos desde China a Tel Aviv ante las preocupaciones por la difusión del coronavirus.

Litzman anunció que la prohibición entra en vigor hasta el próximo aviso y que los israelíes que visitaron China deben permanecer en cuarentena en sus hogares durante dos semanas.

Suspendidos los vuelos a China

La aerolínea comercial de bandera israelí El Al ha suspendido sus vuelos a China durante dos meses a raíz de la propagación del coronavirus que ya ha infectado a alrededor de diez mil personas, en apenas dos meses, lo que ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar la emergencia internacional.

El director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman-Tov expresó que “el virus ya está en cinco continentes, y como hemos dicho, es una cuestión de tiempo hasta que llegue a nosotros”.

“Creemos que no podremos evitar que el coronavirus llegue a Israel, pero tratamos de postergarlo lo más que se pueda. Cuando ocurra sabremos cómo enfrentarlo”, aseveró el funcionario.

El Ministerio de Exteriores manifestó, a la luz del anuncio de la OMS, que recomienda a los israelíes que no viajen a China hasta que finalice el estado de emergencia y que aquellos que se encuentran en el país asiático que consideran la posibilidad de abandonarlo.

La mayoría de los israelíes que quedaban en China, abandonaron el país en dos vuelos, apuntó la Cancillería en Jerusalén, agregando que las misiones diplomáticas en China están brindando asistencia a los israelíes que se encuentran allí.

“Sabemos que un número pequeño de israelíes está aún en ese país”, puntualizó el Ministerio, añadiendo que aquellos ciudadanos israelíes que se encuentran en China y desean retornar a Israel pueden hacerlo a través de terceros países.

Disculpas chinas

La Embajada de China en Israel aclaró que nunca tuvo intenciones de comparar las restricciones a viajeros chinos, bajo el telón de fondo al pánico por la propagación del coronavirus, con el Holocausto.

«Con respecto a la conferencia de prensa celebrada hoy por la Embajada china en Israel, nos gustaría aclarar que no había ninguna intención de comparar los días oscuros del Holocausto con la situación actual y los esfuerzos realizados por el Gobierno israelí para proteger a sus ciudadanos”, destaca un comunicado transmitido al Ministerio de Exteriores de Israel.

«Nos gustaría disculparnos si alguien entendió nuestro mensaje de manera incorrecta», añade el texto.

El diplomático chino, Dai Yuming, había dicho sobre la prohibición israelí: “Me siento mal y triste. Porque realmente me recuerda, los viejos tiempos, las viejas historias, que sucedieron en la Segunda Guerra Mundial, y el Holocausto».

“Muchos judíos fueron rechazados cuando intentaron buscar ayuda. Solo muy, muy pocos países abrieron sus puertas, uno de ellos fue China. Así que espero que Israel nunca les cierre la puerta a los chinos», apuntó.

Israel ha detenido los vuelos desde China y ha endurecido las restricciones fronterizas por temor que el nuevo virus se propague al Estado judío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here