Cascabeles de Arizona podría tener un judío ortodoxo en sus filas

0
103

Jacob Steinmetz, de apenas 17 años, hizo historia al convertirse en el primer judío ortodoxo en ser fichado por las Ligas Mayores del beisbol estadounidense con el equipo Diamondbacks (Cascabeles) de Arizona.

Redacción Israel Internacional/Enlace Judío México.-

El nativo de WoodmereNueva York, se convirtió en el primer jugador de béisbol judío ortodoxo conocido que jugará en las Grandes Ligas (MLB), seleccionado en la tercera ronda del draft por los Diamondbacks de Arizona.

Con una altura de 2 metros y 100 kilogramos, el lanzador diestro ahora tiene que decidir si irá a la Universidad Fordham, donde ha recibido una beca, o comenzará su carrera profesional.

Steinmetz mantiene el Kosher y observa el sábado. Desde la puesta del sol del viernes hasta la puesta del sol del sábado, no puede viajar en automóvil, autobús, tren o avión. Solo puede caminar.

Para los torneos de béisbol, viajó con anticipación y reservó en hoteles a poca distancia de los campos. A veces, eso significaba caminatas de varios kilómetros el día que lanzaba.

No juega durante el sábado y las festividades judías, y les explicó a los equipos durante el proceso del draft cómo podía seguir haciendo malabarismos con su fe y su carrera en el béisbol.

Aparentemente, los Diamondbacks confiaban lo suficiente en lo que escucharon de Steinmetz como para elegirlo en la tercera ronda.

El padre de SteinmetzElliot, dijo que la disciplina de su hijo y su compromiso con el béisbol “proviene de su relación con la religión. El hecho de que sea capaz de entrevistar de la manera como lo hace, o de tener aplomo como lo hace o de entender las cosas de la manera en que lo hace, se debe en gran parte a sus antecedentes religiosos”.

Steinmetz aumento sus habilidades durante la pandemia de COVID-19, cuando, sin distracciones, comenzó a levantar pesas y desarrollar su pitcheo. En poco tiempo, estaba lanzando a más de 90 millas por hora de manera constante.

Su entrenador de verano, Daniel Corona, dijo: “Ya tiene cosas buenas y sientes que puede mejorar. No ha terminado de madurar físicamente”.

“Hay una diferencia entre estar comprometido, hacer todo este trabajo duro y tener esta capa extra”, dijo.

“No sé si alguna vez habrá otro Jacob, en lo que respecta a todo este proceso. Él dio el ejemplo de que todo es posible en la medida en que se comprometa con varias cosas a la vez y todavía crea en usted mismo, en sus sueños, para hacerlos realidad”.

Elliot Steinmetz ve a su hijo como un modelo a seguir y dice que es «una gran oportunidad para que continúe evolucionando como líder y demostrando a la gente que puedes derribar ciertos muros, hacer ciertas cosas y no tener que sacrificar tu contexto para ello”.

“Creo que es el niño adecuado para eso, solo porque tiene una buena cabeza sobre los hombros y es mentalmente fuerte. Con suerte, podrá ser una luz para todos los demás”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here