Atletas israelíes competirán contra iraníes

0
389

El ping – pong en 1971 sirvió para el encuentro de los presidentes Richard Nixon y Mao Tse Tung y abrió las puertas para las relaciones norteamericanas-chinas. Ojalá el judo pueda cumplir el mismo rol

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Todavía está muy fresco porque sucedió en febrero de este mismo año: El campeón mundial de judo, categoría hasta 81 kilos, el iraní Said Mollaei, prefirió perder en la semifinal del grand slam de Judo en Paris, antes de enfrentarrse al israelí Sagi Muki,  la postre vencedor en el certamen.

Sorpresivamente el comité olímpico iraní anunció que tiene la intención de cumplir con el reglamento olímpico y participar en competencias contra deportistas de todas las nacionalidades.

Esto significaría que, por primera vez, Irán se habría comprometido a que sus deportistas se enfrenten también a deportistas israelíes, algo que nunca había ocurrido en Judo.

La Federación Internacional de Judo comentó sobre la decisión: «Después de que fuimos testigos últimamente de un fenómeno perturbador, que incluía una «lesión» repentina o un fallo en el peso de los deportistas iraníes, la Federación Internacional de Judo decidió intensificar sus acciones para proteger los derechos de los deportistas de competir de forma justa. Tras varias conversaciones anunciamos con alegría que el ministerio de deporte iraní, el comité olímpico y la federación de Judo nos enviaron una respuesta positiva».


La “Diplomacia del ping-pong”

El 10 de abril de 1971 nueve jugadores norteamericanos, sus esposas y cuatro funcionarios cruzaron el puente que separaba a Hong Kong (entonces británica) de China Continental. Hicieron varios partidos de exhibición y fueron el marco para la visita de Richard Nixon y su encuentro con Mao Tse Tung.

Durante la semana del 9 de junio de 2008 la «diplomacia del ping-pong» fue conmemorada en un evento de tres días de duración realizado en la Biblioteca Richard Nixon de la localidad californiana de Yorba Linda, pueblo en el que nació este ya fallecido expresidente estadounidense.

Ojalá el mundo también pueda hablar positivamente de la “Democracia de Ping Pong”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here