Alemania implementa acciones para combatir la ultraderecha nazi

0
318

Alemania no puede descuidarse ni darse tregua en la lucha contra la los actos criminales de grupos derechistas neonazis que no son nunca exterminados y reaparecen permanentemente con más violencia.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Por ello el ministro de Interior  Horst Seehofer, ha presentado un plan para hacer frente a la criminalidad proveniente de la ultraderecha que incluye aumento de personal en organismos de seguridad y la revisión de algunas estrategias.

Especialmente significativo es el anuncio de que, sin olvidar las tradicionales organizaciones neonazis, se pondrá en el punto de mira también a grupos de la «nueva derecha» como el llamado Movimiento Identitario, las juventudes del partido Alternativa por Alemania (AFD) o el grupo denominado «El ala» que funciona dentro de la agrupación.

«Hay un rastro de sangre dejado por la ultaderecha que va desde los crímenes de la NSU [actos terroristas en Alemania entre 2000 y 2007 perpetrados por la extrema derecha neonazi], pasa por la matanza deMunich, sigue con el asesinato de WalterLübcke y desemboca en el ataque a la sinagoga de Halle, ha dicho Seehofer al presentar el plan.

El grupo Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU) fue una célula neonazi que asesinó una decena de personas de origen extranjero en diversos lugares de Alemania sin que las autoridades establecieran durante años relación alguna entre los crímenes.

La matanza de Múnich fue perpetrada en 2016 por el joven David Somboly que asesinó a nueve personas de origen turco y luego se suicidó y de quien se sabe que era admirador del neonazi noruego Andrea Breivik.

Hechos recientes

Walter Lübcke era un político local de la Unión Cristiano demócrata asesinado por un ultraderechista y en octubre pasado un neonazi intentó atacar la sinagoga de Halle (este de Alemania) y, al no conseguirlo, asesinó a dos personas en la calle. «En Halle un joven nos gritó: no podéis protegernos. Eso fue para mí como un mandato para hacer algo contra la ultraderecha», ha señalado Seehofer.

El primer paso será la creación de 600 puestos, 300 en la Oficina Federal de lo Criminal (BKA) y 300 en la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), organismo encargado de detectar tendencias radicales que atenten contra el orden democrático.

Seehofer, durante la presentación, ha estado acompañado del presidente de la BfV, Thomas Haldewang, y de la BKA, Holger Munch. Haldewang, en su presentación, ha resaltado la necesidad de poner el punto de mira en grupos de la llamada nueva derecha donde puede haber un caldo de cultivo para el extremismo violento.

«Tenemos bien observada a la escena neonazi tradicional pero también tenemos que poner el foco en grupos de la nueva derecha como el Movimiento Identidario o en casos sospechosos como la Joven Alternativa o ‘El Ala'», ha dicho Haldenwang.

La Joven Alternativa y ‘El Ala’, suborganizaciones de Alternativa por Alemania, han sido clasificados por la BfV como «casos sospechosos» lo que le permite utilizar recursos propios de los servicios secretos.

Parte de la estrategia también será tratar de detectar redes de ultraderecha y, a ese respecto, Haldewang ha afirmado que también había que observar si existían dentro de los organismos del Estado.

«Estoy convencido de que la mayoría de los servidores públicos respetan la Constitución, pero hemos tenido casos en la policía, en el ejército e incluso un caso entre nosotros. Pueden ser casos aislados pero son demasiados como para no analizarlos en detalle», ha alertado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here