Acuerdan alto al fuego entre Turquía y Siria

0
204

El vicepresidente Mike Pence y el Secretario de Estado Mike Pompeo lograron el compromiso del presidente de retirar sus tropas a 20 kilómetros de la frontera.

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

Nuevamente Donald Trump sorprende y favorablemente al mundo cuando  logra que el envalentonado Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía se aviniera a firmar un acuerdo que significaría el alto al fuego en Siria, y el retiro de las tropas turcas.

El triunfo de Donald es tanto más significativo por cuanto había recibido críticas por el retiro de las tropas norteamericanas de Siria

La ofensiva diplomática

La gran ofensiva diplomática de la Casa Blanca, incluida una insólita carta enviada por Trump a Erdogan el 9 de octubre, ha surtido el efecto deseado y se ha declarado ya un cese de las hostilidades y una retirada que debe culminar en un plazo de 120 horas.

«El acuerdo de hoy pone fin a la violencia, que es lo que el presidente Trump nos había encargado que hiciéramos, y así se lo hemos dicho al presidente Erdogan», dijo ayer jueves en conferencia de prensa desde Ankara el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, acompañado por el jefe diplomático de EE.UU., Mike Pompeo.

Según el acuerdo, el ejército turco se replegará a 20 kilómetros de la frontera. La tregua durará cinco días, en los que EE.UU. ayudará en la retirada de los milicianos kurdos. Después el alto el fuego será permanente.

Un gran día para la civilización

Así lo declaró Donald Trump al felicitarse por el acuerdo. «Estoy orgulloso de que EE.UU. me haya apoyado en un camino necesario y poco convencional… Hemos salvado millones de vidas».

This is a great day for civilization. I am proud of the United States for sticking by me in following a necessary, but somewhat unconventional, path. People have been trying to make this “Deal” for many years. Millions of lives will be saved. Congratulations to ALL!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) October 17, 2019

«Una carta muy fuerte»

Donald Trump  escribió esa carta después de hablar con Erdogan por teléfono y que este le anunciara la inminente ofensiva sobre los kurdos, que en los pasados años han luchado junto a las fuerzas armadas norteamericanas para derrotar al «califato» en Irak y Siria.

«Es una carta muy fuerte», dijo el presidente el miércoles en conferencia de prensa. Según reveló la BBC, Erdogan tiró la misiva a la basura después de leerla.

En una acalorada reunión mantenida el jueves en la Casa Blanca los demócratas le recriminaron al presidente que haya permitido que Rusia ocupe el vacío dejado por EE.UU. en la frontera de Siria y Turquía.

«¡Con usted, señor presidente, todos los caminos conducen a Rusia!», le espetó la presidenta de la Cámara de Representantes y líder opositora, Nancy Pelosi, mientras le apuntaba con el dedo. Tras una tensa discusión, Pelosi abandonó la sala de la reunión y la Casa Blanca denunciando que el presidente «se está derrumbando» y está «enfermo».

Todo esto queda como anécdota, pero lo esencial para la humanidad es el triunfo de Trump quien ha logrado el acuerdo de paz.

120 horas de lujo

Pence explicó que las operaciones militares se detendrán durante 120 horas.

“Será una pausa en las operaciones militares durante 120 horas mientras Estados Unidos facilita la retirada de la YPG de las áreas afectadas en la zona segura, y una vez que se haya completado, Turquía ha acordado un cese de fuego permanente, y Estados Unidos trabajará con Turquía, trabajará con los países de todo el mundo para garantizar que la paz y la estabilidad estén a la orden del día en esta zona segura en la frontera entre Siria y Turquía”, dijo.

Pence dijo que habló con el presidente Donald Trump y dijo que “sabe que el presidente Trump está muy agradecido” con el presidente Recep Tayyip Erdogan por facilitar el alto el fuego.

El vicepresidente dijo que el acuerdo “pausaría” el avance turco en Siria para permitir la retirada de las fuerzas YPG [kurdas]. Dijo que la operación turca terminaría cuando las fuerzas de YPG completaran la retirada.

No ha habido una declaración pública de las fuerzas de YPG que hayan acordado retirarse, aunque Pence dijo que había hablado con los líderes de YPG.

Pence dijo que Estados Unidos no impondrá más sanciones a Turquía como parte del acuerdo.

“Parte de nuestro entendimiento es que con la implementación del alto el fuego, Estados Unidos no impondrá más sanciones a Turquía”, dijo Pence. “Y una vez que esté en vigencia un alto el fuego permanente, el presidente (Trump) acordó retirar las sanciones económicas que se impusieron este último lunes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here