A una semana de las elecciones Israel sigue sin conformar gobierno

0
109

La novela política continúa en Israel. A una semana de haberse celebrado los cuartos comicios electorales o elecciones en 730 días, la Nación continúa sin saber quién ocupará el cargo de Primer Ministro y cómo quedará conformado el nuevo gobierno.

Mario Augusto Beroes Ríos/Israel Internacional.-

Ni Benjamín Netanyahu y su partido Likud  ni la oposición cuentan con los 61 escaños para conformar la mayoría parlamentaria para formar el Gobierno. Esta situación la están aprovechando los partidos más pequeños para venderse como el fiel de la balanza.

Negociaciones o cuánto hay para eso

Uno de ellos es el islamista Raam, que se forma de la división de la Lista Unida árabe de cara las elecciones pasadas. Raam emerge como un actor clave para la creación la posible coalición de Gobierno.

Las febriles negociaciones contrarreloj han comenzado. El domingo, el líder del partido Yesh Atid (Hay Futuro) se reunió con Mansour Abbas en la vivienda del primero en Tel Aviv.

¿Que piden los islamistas a cambio de su posible apoyo? Según el portal de internet del diario Yediot Aharonot, Mansour reclamó libertad de votación en asuntos de LGBT, congelamiento de la “Ley Fundamental: Israel como estado-nación del pueblo judío” y de la “Ley Kamminitz” que es vista como apuntando a la construcción ilegal árabe.

También el reconocimiento de las aldeas beduinas no reconocidas en el desierto del Negev. Además, exige un plan concreto para erradicar el crimen en las comunidades árabes.

Sin embargo, ayer, Mansour también se reunió con el diputado druso Ayoub Kara, del partido Likud, que está encabezado por Netanyahu.

Netanyahu: Sí, pero no

Antes de las elecciones, Netanyahu descartó reiteradamente que se apoyaría en Raam para formar gobierno tras las elecciones, destacando que se trataba de un partido político antisionista. Sin embargo, el primer ministro y su bloque carece de mayoría parlamentaria, y Netanyahu ha hablado de un posible acuerdo de “cooperación” con Raam.

Sin embargo, esa posibilidad parece improbable dada la oposición del partido Sionismo Religioso, de extrema derecha, que forma parte de la coalición de Netanyahu.

De acuerdo con los reportes, Netanyahu tratará de que Bezalel Smotrich e Itamar Ben Gvir, los líderes del partido Sionista Religioso suavicen su posición con respecto a Raam.

De cualquier manera, Netanyahu, necesitará no solo el apoyo de Raam sino también de Yamina (Derecha), liderado por Naftalí Bennett, para lograr un eventual bloque de mayoría en el Parlamento.

El líder del partido nacionalista secular Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar), diputado Avigdor Liberman, anunció en su página de Faceboook que recomendará al líder de la oposición y presidente del partido Yesh Atid (Hay Futuro) para el puesto de primer ministro, y advirtió que aquellos que traten de desbaratar este esfuerzo serán responsable de conducir al país a elecciones por quinta vez.

“Como habíamos declarado, recomendaremos al presidente del partido del bloque del cambio, que reciba el número más alto de escaños, como candidato para formar el Gobierno”, apuntó Liberman.

El partido centrista Yesh Atid obtuvo 17 escaños en las elecciones del 23 de marzo para la Knéset (Parlamento), secundando al partido Likud, encabezado por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, que consiguió 30 asientos.

¿Por qué 120 escaños?

El Parlamento israelí está compuesto por 120 miembros y se precisa reunir al menos el número “mágico” de 61 diputados para lograr la mayoría y formar el Gobierno. ¿Por qué 120? ¿Quién y por qué se estableció que 120 representantes serían elegidos para servir como legisladores en la Knesset?

No hay ninguna lógica detrás de este número. Por un lado, en comparación con los países de la OCDE, el número de parlamentarios es inusualmente escaso en proporción al tamaño de la población.

El número de miembros de la Knesset en Israel se basa en una fuente talmúdica. Había 120 miembros del Anshe Knesset HeGuedolah, y los fundadores del moderno Estado de Israel se inspiraron en este antiguo órgano de gobierno, un grupo que también había surgido para dirigir a los judíos que acababan de regresar a la Tierra de Israel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here