$ 600 millones invertirá Intel en campo «Mega Chip»

0
98

El gigante estadounidense de semiconductores Intel anunció la realización de una serie de importantes inversiones en Israel para expandir las ofertas de productos de la multinacional, impulsar las instalaciones de I + D y «mantener su posición como innovador líder en el mercado».

Redacción Israel Internacional.-

El anuncio se produjo después de que el director ejecutivo de Intel, Pat Gelsinger, llegara al país para una visita de un día a Jerusalén, durante la cual también se reunió con los equipos gerenciales de Intel Israel y con el Profesor Amnon Shashua, cofundador y director ejecutivo de Mobileye, el desarrollador de sistemas de conducción autónoma, que Intel adquirió en 2017 por más de $ 15 mil millones.

“He estado visitando Israel durante cuatro décadas y ha sido asombroso ver nuestro crecimiento de solo cuatro empleados en 1974 a más de 14,000 empleados ahora.

Intel Israel es un microcosmos de nuestra compañía global con inversiones e innovación en investigación, desarrollo y fabricación a escala en un solo lugar”, dijo Gelsinger en un comunicado de prensa.De hecho, Intel es el empleador privado más grande de Israel y sus más de 14.000 empleados incluyen unos 2.500 de Mobileye y de Moovit, con sede en Ness Ziona, la empresa de datos de transporte público que Intel adquirió el año pasado por 900 millones de dólares.

Intel también adquirió previamente Habana Labs, un desarrollador de procesadores de inteligencia artificial con sede en Tel Aviv, por $ 2 mil millones en 2019.

Israel es uno de los centros globales de I + D y fabricación de Intel, con plantas de fabricación de obleas, equipos informáticos, de comunicaciones y de I + D de IA.

Intel opera varios sitios en Israel, incluido el sitio de fabricación en Kiryat Gat, el centro de desarrollo en Haifa, el centro de diseño y desarrollo en Petach Tikva para el desarrollo de componentes y software en el mercado de las comunicaciones celulares, y un centro de diseño y desarrollo en Yakum, en el centro de Israel, que proporciona series de chips para plataformas móviles.

Según el anuncio del lunes, Intel invertirá 200 millones de dólares para ampliar las instalaciones de I + D existentes en Haifa añadiendo un nuevo centro de desarrollo al lado, denominado IDC12, para formar un «campus de diseño de mega chips» con una capacidad de 6.000 empleados.

Otros 400 millones de dólares se destinarán a convertir la sede actual y el centro de I + D de Mobileye en un nuevo campus, que se prevé que sea el más grande de Jerusalén.

El gigante tecnológico dijo que, cuando se complete en octubre de 2022, el nuevo centro de 128.000 metros cuadrados de Mobileye incluirá una piscina, un spa, un gimnasio y un auditorio único en su tipo y albergará hasta 2.700 empleados.

Intel también anunció que aumentará su capacidad de fabricación en la instalación de Kiryat Gat, confirmando que está inyectando un total de $ 10 mil millones y que ha comenzado la primera fase de construcción.

En 2019, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, entonces encabezado por Moshe Kahlon, dijo que Intel había indicado sus intenciones de construir una nueva planta de chips por una suma de unos 40 mil millones de NIS ($ 10,88 mil millones), pero la compañía no confirmó la cantidad en ese momento. Según los medios locales, Intel obtendrá una subvención de mil millones de dólares.

“Nuestra inversión continua para ampliar nuestras instalaciones de I + D existentes y aumentar nuestra capacidad de fabricación en nuestro Israel, junto con nuestras adquisiciones de Mobileye, el líder mundial en asistencia a la conducción y soluciones de conducción autónoma, Moovit smart-transit y Habana Labs para liderazgo en IA, prometemos un futuro vibrante para Intel e Israel en las próximas décadas”,.

La instalación en Kiryat Gat de Intel, Fab28, produce actualmente chips de 10 nanómetros (nm). La compañía no ha revelado qué chips adicionales se fabricarán allí, pero ha puesto la mira en chips más avanzados. En marzo,

Intel presentó su estrategia IDM (fabricación de dispositivos integrados por sus siglas en inglés) 2.0 para expandir la capacidad de fabricación comenzando con una inversión de aproximadamente $ 20 mil millones para construir dos nuevas fábricas en Arizona, y planea convertirse en un importante proveedor de capacidad de fundición en los EE. UU. y Europa para servir a los clientes de todo el mundo.

También hay planes de invertir en la planta de fabricación de Rio Rancho en Nuevo México.

«Estamos marcando un rumbo para una nueva era de innovación y liderazgo de productos en Intel», dijo Gelsinger en marzo. “Intel es la única empresa con la profundidad y amplitud de software, silicio y plataformas, empaques y procesos con fabricación a escala en la que los clientes pueden confiar para sus innovaciones de próxima generación. IDM 2.0 es una estrategia elegante que solo Intel puede ofrecer – y es una fórmula ganadora. Lo usaremos para diseñar los mejores productos y fabricarlos de la mejor manera posible para cada categoría en la que competimos”.

A principios de este año, Intel Israel dijo que sus exportaciones aumentaron a un récord de $ 8 mil millones en 2020, un aumento significativo de $ 6,6 mil millones en 2019. Intel comenzó a operar en Israel en 1974 y ha dicho que sus inversiones en la economía israelí han totalizado más de $ 35 mil millones desde entonces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here